WELTSCHMERZ - A veces el mundo duele. 04.0

Por
Enviado el , clasificado en Varios / otros
67 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
Deviajeros.es - La página de referencia para planificar tus viajes y vacaciones

ACTO CUARTO

EL FRÍO ANTES DEL AMANECER

La casa se miraba distinto, pese a que lo había visto hace un día. ¿Cuál es la diferencia? ¿El que ingresase por la puerta trasera haciendo que la perspectiva cambiase la manera en que se ven las cosas? No, es algo más interno, la perdida de la cualidad del objeto; objetividad, ayer desconocía este problema y ahora conoce algo, cosa que no puede ignorar. No es que se sienta una heroína, pero es algo que solo ella puede solucionar, algo que solo ella puede hacer y eso pone las cosas difíciles. Normalmente uno deja un problema ajeno pensando que ya alguien lo solucionara, si, pero esta vez es diferente. Era feliz con la ignorancia. Pero ahora que es consciente no puede ignorarlo y si lo hiciese, la consciencia la mataría y este desentendimiento causaría la muerte de otro. Es triste. No es que tenga un gran afecto hacia la señora como para ayudarla, solo es que desde el momento en que platicamos, ella dejo de ser una persona desconocida y se convirtió en Hojeham, ya no es parte de una multitud, se particularizo, ahora sé que existe una persona que se llama así, que tiene sentimientos y pensamientos. Ya no es una mancha más en el lienzo, es ahora un trazo con profundidad e historia. Como cuando no sentimos nada cuando pensamos que en este momento alguien acaba de morir, ni siquiera lo consideramos como un ser, solo es EL y no ÉL. Era feliz cuando era ignorante. El conocimiento y el pensamiento solo causa dolor.

La puesta de sol bañaba en tonos naranjas la casa, dando un sentimiento de melancolía. La chimenea estaba encendida, ¿Siempre lo hace en las noches? ¿Platicaras con alguien mientras se abrigan? De seguro que no, es verano. Soledad no es un buen acompañante, ¿Verdad? Es una persona que te influye a la desesperación, nada bueno puede salir de eso. La primera vez no lo note, pero Soledad ya se encontraba instalada durante mucho tiempo, las esquinas se encontraban las telarañas de la ansiedad, su presa son las pequeñas chispas del alma que escapan de tu alma, esas chispan vuelan por la casa hasta buscarte y reanimar tu llama, pero nunca llegan, se pierden en las telarañas. Las paredes se encuentran como una corteza, quebrajado por lo seco del aire, ¿Es el humo de la chimenea o de tu “llama”? La que hace que las paredes pierdan sus colores, se ven frágiles ¿Si los toco destruiré la casa? Tengo miedo ¿Son estarás paredes las que te dan seguridad? ¿No temes tropezar con ellas y hacer caer tu hogar? Tus pasos eran tan delicados, ¿Temes de caer más hondo? ¿Aún piensas que puedes caer más? Solo las puertas de la Sombra te esperan. Toma esa pequeña “llama” que te queda y aventúrate hacia el fondo de tu ser. Toma lo único que te queda y sumérgete.

 Todas las palabras amables, ¿Eran falsas? Esas sonrisas de cuando contabas las historias ajenas, ¿Eran fingidas? Cuando me invitaste a volver a tomar té, ¿Era mentira? Si un nuevo amanecer es imposible para ti, ¿Por qué me prometiste un crepúsculo? ¿No pensaste en qué no me gustaría verte desaparecer en el ocaso y no volver? ¿Quién me contara las Mil historias ajenas en una noche? ¿Esas Mil historias ajenas pesan sobre ti, en ninguno figurabas y eso te duele? ¿Qué buscabas en esas historias? ¿Alguien que sufra más que tú? Lamento decirte que eso es imposible, como tu que no contaste el viaje a las sombras, nadie lo hace. Nadie te los cuenta, solo lo demuestran. El mirar detrás de ellos, ver lo que tanto pisan, lo que desesperadamente pisan para que desaparezca, pero eso, si, esa cosa se niega a irse, siempre detrás nuestro, nos acosa. Nos da miedo mirar hacia atrás. ¿Dónde estás?, los observaste y lo que miraste te dolió. Hay golpes en la vida tan duros, golpes como el odio de ¿Quién?, si nosotros somos nuestros propio Dios. Ego.

Los cuadros de las paredes ya solo detallas cosas antropomorfas, ¿Son ellos personas? ¿Así ves las ves? ¿Así me viste? Alguien sin rostro, ¿Temes reconocerme? Es que te engañas pensando que, si no los ves, ellos no te ven. Te miro y solo veo a alguien que solo sueña, pues llevarlo a la realidad es imposible. Vedado. Temporada de escasez de felicidad, prohibido cazar hasta -tiempo indefinido-.

Soledad se adueñó de la casa. Ahora es Hojeham quien se hospeda en ella. Dentro en la casa existe una pugna; las Sombras y los reflejos del atardecer, la soledad y la esperanza, esperanza que se encuentra en metamorfosis, al final todo cae en la oscuridad. Un rayo de Luz está limitado y las Sombras lo saben. Porque donde no existe la Luz, está la Sombra para indeterminar la profundidad.

- El ambiente se siente diferente, ¿Lo notas, Koma?

- Si, al caminar se siente como si estuviéramos sobre un fango pegajoso.

El armiño no quería decirle a Mercy lo que miraba. "Estoy seguro de que no te gustaría ver esto" pensaba, como aquella persona que tenía como objetivo cuidar de Mercy, no podía decirle, haría algo imprudente, si supiese de que el piso no se siente como fango, lo es. Que toda la casa se encuentra con un tipo de telaraña negra, en cada pisada que damos la el fango se estira como si no quisiera dejar salirnos salir, esto es horrible. No existe nada de Luz en esta casa, la Sombra lo consume todo, nada escapa de el. ¿Podrás sacar a Hojeham? Sinceramente creo que es imposible. Es la primera vez que trataremos con esto. Solo habíamos leído de esto, las Sombras, los casos de personas que caen en el, nada más. Es diferente ver a uno. Pensamos que no podría existir casos en la actualidad, no en la gente de esta época, que solo era cosa del pasado. Nos equivocamos, eso es la realidad, como también lo podríamos estar haciendo al involucrarnos ahora, pero quizá, solo quizá, con esto veas que no todo es de color de rosa, como en el pueblo, pero, ¿Sabes? Ni el pueblo se libraba de esto, tan solo lo ignorabas, “Las personas mayores lo harán” pensabas, ¿Cosa de Hechicería? Mi madre lo resolverá. El pájaro del árbol era un cuco, lo sabias, lo miraste, pero lo ignoraste. Ahora es momento de desilusionarse, abre los ojos -nunca como yo- y observa que no todo es de color de rosa, como lo tenías acostumbrado ver. Quizá te equivoques y caigas, pero se que te levantaras. Pero hacer este tipo de cosas te harán daño, ¿Por qué no sigues los consejos de Salvador? Con la Semilla de la Verdad podrías abstraerte de todo esto, de la humanidad. No sufrir con los mortales. Es irónico que pese a tener en ti las Semillas de la Verdad, te niegues a verlo.

- Koma, no está en la primera planta. Solo queda las habitaciones de la segunda...

 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.