El Coronavirus Visto desde el Futuro

Por
Enviado el , clasificado en Reflexiones
237 visitas

Recomendación:
Deviajeros.es - La página de referencia para planificar tus viajes y vacaciones

--Abuelo, ¿porque a mi papá le dices Chato?--, --¡ay, mi Ana Sophia! es que no podía decirle Juan Manuel, porque sentía que me estaba hablando a mí mismo, me doy cuenta que saliste igual de preguntona que yo, pobre de ti, todo te causará curiosidad y tratarás de entender las cosas menos comunes--. --Oye abuelo, quiero que me platiques de esa vez que se enfermaron muchas personas--. --Si me acuerdo, fue en 2020, una época de mucha incertidumbre y en que se vio realmente alterada la manera de que vivir de las personas.
--¿Cuántos murieron, abuelo?--. --Pues no me acuerdo exactamente, pero en esa época éramos como 7,700 millones de personas en todo el mundo, y creo que murieron como 50 millones--, --son muchos--, --la mayoría eran personas adultas, de la tercera edad, que a pesar que se refugiaron en sus casas muchos se contagiaron de esa enfermedad, porque lo peor que tenía, es que no se notaban los síntomas al principio de padecerla, pero si podía contagiar a las demás personas, ese fue el gran problema--.
--Fue una época en la que todos nos sentíamos inseguros porque no sabíamos realmente quien estaba enfermo y quien no, unos locos decían que era solo un cortina de humo para que las economías del mundo se reacomodaran, pero yo no lo creo, porque si fue muy terrible, hubo muchos muertos en Europa, que era el continente que más personas de avanzada edad tenía.
Algunos le achacaron todo el problema de esta pandemia a China porque fue donde empezó, decían que se les había escapado el virus, y que era un virus creado en laboratorio como si fuera una bomba biológica, como en las películas de ciencia ficción. Todos teníamos miedo, nos escudábamos con tapabocas, guantes, desinfectantes, aerosoles para matar virus, fue un momento de psicosis, fue como una pesadilla.
Había una página en internet como nunca la habíamos visto, en donde nos decía los casos de la enfermedad que se habían detectado, cuántos casos nuevos ese día, si por día por hora se manifestaba, los muertos acumulados, los muertos por día, así las estadísticas de cada país y algunos hasta de cada estado de ese país, nos causaba mucho angustia y psicosis.
No conocíamos la cura para esta enfermedad, algunos decían que era como una gripa muy fuerte, que te dañaba los pulmones y que no te dejaba respirar, es por eso que las personas mayores morían, porque muchos no tenían buenos pulmones, porque en esa época todavía muchas personas fumaban cigarros y si tenían diabetes eso era como una combinación letal para los que se contagiaran.
Yo gracias a Dios no me contagié, porque también era propenso a morir, en esos años era gordito y con antecedentes de alta presión, hice lo más posible para evitar contagiarme refugiándome en mi casita, obedeciendo las indicaciones que daban los epidemiólogos de esa época.
Era muy raro, porque como nos prohibían saludar de mano a las personas y menos de beso, pero al estar encerrados veía películas que estaba filmadas antes de esto, y veía a los personajes abrazarse o besarse, sentía como escalofríos por lo inconsciente que se veía la escena pero claro, era antes de la pandemia, pero como nos metieron en la mente que todo contacto personal era un posible contagio, evitamos todo las muestras de afecto.
Muchos países que eran muy turísticos como España, Italia y Francia, los destinos que más personas mas frecuentaban, fueron los más afectados en su economía, tardó mucho tiempo en que las personas quisieran volver a visitar esos lugares, tan concurridos anteriormente. Imagínate los canales de Venecia, como no había movimiento se veían cristalinos, eso era algo fuera de lo común.
Aprendimos sobre la marcha muchas cosas sobre la salud y como nos podíamos proteger de este tipo de virus, que era tan agresivo para los pulmones de las personas. Algunos tontos políticos afirmaban que esta enfermedad solo le daba a los ricos porque eran los que viajaban más, y podían infectarse por estar más expuestos, ¡que ridículos y tontos!, ni que el virus pudiera analizar tu estado de cuenta del banco para decir, a esta persona si la afecto a esta no porque es pobre, que tontos la verdad se vieron es esos momentos muchos.
Una ocasión una presentadora española se burló del que era en ese entonces el presidente de México un hombre que por hartazgo de los partidos que habían gobernado antes, las personas votaron por él pero la verdad era un pendejo adentro de un pendejo, perdón que hable así pero es que me salió del alma, este bárbaro dijo que el virus se combatiría con estampitas de santitos de la religión católica, por eso se burló la presentadora, pero uno o dos días después le enseñé el video a mi papá, o sea a tu bisabuelo y el me contestó muy sabiamente diciendo --bueno pues de que se burla si los españoles eso fue lo que vinieron a enseñarnos a los mexicanos cuando nos colonizaron--, pues le dije --tienes razón realmente--.
Otros decían que todo había surgido de lo que comían los chinos, que había sido un animal, como un armadillo, que ese tenía el virus y por eso empezó todo el problema. Ese plato de comida costó una fortuna, muchas monedas del mundo se devaluaron, muchas economías se colapsaron y hasta pensamos que se iba acabar la raza humana. Era raro porque si podías abrazar a los perros a los gatos a todos los animales pero no a las personas.
No había vacunas, al principio no había medicinas, hasta que después de 2 meses un francés de aspecto medio hipé fue el héroe del mundo, porque se le ocurrió que se podía recetar a los enfermos 2 medicinas que se habían utilizado para otra enfermedad que se llama malaria, estos dos medicamentos como ya estaban autorizados para darse a las personas, se empezaron a dar a los enfermos y en 6 días estaban curados casi el 100%, esto fue un gran bálsamo para la psicosis que se estaba viviendo en esos momentos. Son medicamentos realmente baratos que combinados matan al virus mentado.
México no fue afectado tanto por este virus porque cuando empezó a verse que era tan mortífero nosotros ya no salíamos de nuestra casa para evitar los contagios. Hubo en toda la república como 100,000 muertos, considerando la población total de esa época, fueron realmente pocos, la mayoría eran como te dije adultos mayores y personas con diabetes para la que en tiempo todavía tampoco existía cura.
Las farmacéuticas son empresas muy desgraciadas que siempre buscan enriquecerse de las personas y si sale una cura para alguna enfermedad compran la patente para que la gente siga gastando en medicinas y ellos se sigan enriqueciéndose.
Esa fue la historia del coronavirus, Ana Sophia mi nieta consentida, una historia de sicosis de la que no salimos tan listos como pudieramos haber salido--.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.