Soñar con zapatos

Por
Enviado el , clasificado en Varios / otros
295 visitas

Recomendación:
EntrenaEn.casa - Videos para hacer ejercicio en casa. Entrenamiento funcional, fitness, yoga, pilates... ejercicios para hacer con niños y adultos mayores.

Esta historia empieza con un hombre que, plácidamente soñaba. Soñaba que estaba en un verde prado, un prado como esos que se ven en las películas, colinas hasta donde alcanza la vista, un hermoso riachuelo, algunas flores y un sol espléndido. Despertó con la imagen del prado todavía muy nítida en su memoria, era uno de esos sueños que cuestan olvidar a lo largo del día.

A la noche siguiente, otra vez el mismo sueño, el mismo paisaje y él, ahí plantado, observando cuan verdes eran las briznas de hierba. No lo dudó un segundo, pensó que sería buena idea tomarse una foto en la que apareciera él con el paisaje detrás. Y así lo hizo. 

Pasaron los días siguientes y fue olvidando su sueño, que no volvió a recurrir. Todo marchaba con total normalidad, hasta que llegado un día, miró su teléfono móvil y encontró entre los archivos la foto. Le costó unos segundos comprender que significaba aquello y donde había sido, recordó el sueño y quedó todavía más confundido. Se acostó esa noche sabiendo que antes de que saliera el sol, averiguaría que estaba sucediendo. Efectivamente, esa noche volvió. Apareció donde aquellas dos noches había aparecido, el mismo riachuelo, las verdes colinas y esas flores. Se acercó al agua y sumergió la cabeza esperando que el chorro de agua que bajaba tocara su cabeza y mojara su pelo, pero nada de eso, la sacó totalmente seca. Se acercó a una flor para olerla, nada, arrancó un cacho de tierra para meterséla en la boca y, antes de hacerlo, se percató de que el agujero que había creado en el suelo mostraba que ahí debajo había algo más, algo oculto. Se agachó para mirar a través del agujero y observó que se trataba de una habitación, una mesita de noche, un armario, una cama y un hombre, un hombre que era él mismo, dormido. No lo pensó dos veces, sacó su móvil y se sacó una foto mientras dormía para enviársela a él mismo. Como texto de la foto escribió: "He vuelto a soñar contigo, sé que has vuelto a llegar borracho a casa, no te has quitado ni los zapatos". 

G.I.G.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.