WELTSCHMERZ - A veces el mundo duele. 05.0

Por
Enviado el , clasificado en Varios / otros
204 visitas

Marcar como relato favorito
Recomendación:
Libros de narrativa y ficción - Consulta las novelas y libros de narrativa (novelas) más populares de Amazon

                                                        ACTO CUARTO (2)
                                                           HORA DEL TÉ
Despierta. Los sentidos vuelven y con ellos el sufrimiento de recodar el ayer. Los rayos del Sol no la encontraron. El gallo de la ciudad no le recordó. Es mas de las diez de la mañana. Hoy el tiempo vuela. Mercy abre los ojos, la habitación es gris. Ayer vivió, hoy lo recuerda, vive en el pasado. Cuerpo pesado, pestañas pesadas, mirada perdida.
                                                               ***
Una pequeña persona despertaba, su cuerpo se estira por costumbre que empezó cuando le dijeron de que hacerlo le ayudaría a crecer. Abría los ojos, tenía el cuerpo pesado al igual que sus pestañas. Miro alrededor en búsqueda de Koma, pero no estaba en la habitación. Ayer no regreso antes de que se durmiese. Ayer no tuvo hambre, eso le extraño, solo llego a casa para dormir. Se aseaba para bajar a desayunar. Después de cambiarse bajo a la primera planta, le dio una gran sorpresa el ver que ya eran las once de la mañana, por eso la pesadez del cuerpo, dormir mucho puede confundir el cuerpo haciéndole pensar que estamos muertos, nadie te recuerda de que vives, la relación del recuerdo y la existencia. En el comedor encontró a Koma que se halla mirando al patio, con la mirada distraída, pensaba. Los armiños también tienen sus problemas.

- Buenos días, Koma. Parece ser que otro día o mejor dicho, otra noche saliste de casa, ¿No? ¿Algún día me dirás lo que haces?
- Nunca preguntaste.
- ¡Oh! Es cierto, jaja. ¿Qué haces en la noche?
- Cazo a las Ratas.
- Oh, lucha de rat... un armiño contra una rata, ¿Por qué lo haces?
- Para matar la Gula.
- ¿Te los comes? Es una vista muy horrible, como si un gato matara a otro.
- ¡Obviamente que no! Y ¿Qué quieres decir con eso? ¿Quieres pelear?
- Mejor no, no quiero tener Weils.
- Dices cosas sin sentido, mejor come, que te fuiste a dormir sin cenar. Te estas comiendo las neuronas.
- Que rudo, pero tienes razón, tengo hambre. ¡Doble porción, por favor!
- Esta en la nevera, búscalo por ti mismo.... No puedo abrirla.
- Ah, que mascota para mas perezosa. Esta bien.... Espera, ¿Cómo tenemos comida? Tu no puedes cocinar.
- Por fin mencionas lo evidente. Lo trajo Salvador ayer en la noche y hoy también vino a dejar el desayuno.
- ¡Genial! A eso es a lo que me refería, porción doble. Gracias Abuela.
- No deberías acostumbrarte a que siempre lo haga, deberías aprender a cocinar.
- ¡Oye! se cocinar para tu información, se hacer arroz con vegetales al vapor y un huevo duro. Estilo milán, pero que va a saber un armiño.
- Sí, sí. Lo que tu digas, come que caerás en la Gula.
- Hmm. Pensándolo bien, con Gula no me tomaría la molestia de elegir que comer.
- Comerías a todos, no sabes lo que dices.
- ¡Sí! Gracias Azathoth por matar y alimentarme con su carne.
Cuando Mercy come, no hay nadie quien la detenga, comerá hasta ver que su plato se encuentre vació, no desperdicia nada. Dejar sobras es una ofensa para quien lo hizo. Amor a la comida siendo el cocinero su Dios. La ostia que llega a la mesa para ser recibido para dar sentido a la vida, así es la comida, el combustible de los vivos - privilegiados.
- Ya que acabaste tu desayuno y almuerzo, ¿Piensas con este servicio? Ya sabes, lo de ayer..
- Esto es mi cena - desayuno, no te metas con mi almuerzo. Y lo de ayer no tiene nada que ver con mi servicio, es decir, no hubo un cliente que nos pagase por eso. Entonces lo de ayer no paso, ni debe afectarnos. Solo es mala suerte el vernos involucrados, bueno, quise ayudar, como quien le diría al intento de suicida que no lo haga. Tan solo fue mala suerte, estar en el momento equivocado, en el lugar equivocado.
- ¿Piensas desentender?
- ¿Entender qué? No hay nada que entender, todo ya fue dicho. Lo de ayer no paso. No debí estar ahí, lo mínimo que puedo hacer por la señora Hojeham es no hablar de esto, deberías hacer lo mismo. No podemos rescatar al niño que no pide ayuda.
- Lo estas ...
- Basta, Koma, por favor. Solo quiero poder cumplir este tiempo de estadía mejorando y creciendo como Bruja. ¿Es difícil querer soñar? Mejor salgamos de casa a dar publicidad de que nuestro negocio. Vamos. Ya no tengo hambre.

Koma camino detrás de ella, observo que el plato estaba vació. No esta mal soñar, pero vivir soñando esta mal. No puedes negar la realidad, la verdad duele pero uno no debe sentirse ofendida por ello, solo es la objetividad. Once con cuarenta y ocho.
La Bruja salio de casa con su armiño en su cabeza antes de marchar hacia el mercado miro a la casa de alado, estaba silenciosa y gris. El Sol se olvido de alguien. Dio un suspiro y camino hacia adelante. Mercy no perdía su objetivo que era darse a conocer. "Si,amigos, una Bruja acaba de llegar, sus problemas, mis problemas siendo solucionadas con Hechicería, no pierdas la oportunidad". Decía a las personas con quienes se cruzaba en su camino, los ciudadanos al principio le sonrían por ver a una niña con su mascota en la cabeza, pero se les contraía al ver a una rata sobre ella y aún más cuando la niña les decía de que era una Bruja, su sonrisa se perdía por un momento, para luego fingir una, solo asentían a las palabras de Mercy y continuaban su camino. "¿Una Bruja?, Dios nos libre de esto" "Pero tan solo es una niña" "El Padre tenía razón acerca de que esto pasaría de nuevo" "Sera mejor decirle antes de que algo malo pase"


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Diseño web para pequeños negocios, rápido y barato Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed