WELTSCHMERZ - A veces el mundo duele. 06.5

Por
Enviado el , clasificado en Varios / otros
205 visitas

Marcar como relato favorito
Recomendación:
Libros de narrativa y ficción - Consulta las novelas y libros de narrativa (novelas) más populares de Amazon

Ya era de noche cuando Gluttony regreso a la iglesia, tenia unas manchas en su mascara, pero no había completado su misión, no había encontrado a la Bruja pero ya era tarde y tenia que dormir, dejaría que las Ratas se encarguen de buscarla, por algo ellos eran sus narices, una vez ellos encuentren su olor y regresen a mi, escapar será imposible. Hoy se había llevado una decepción al descubrir que la niña no era una Bruja, lo que le dio un poco de envidia era de lo que ella iba a comer, como tenia un buen olfato fácilmente podía saberlo. Cuando ingreso todo se encontraba en silencio, Agnushia ya se había ido a dormir, ella siempre duerme temprano por mandato del Padre. Entonces fue a la sala del Padre donde esta sus libros, siempre esta ahí, hasta duerme en el. Toco la puerta y espero respuesta, hasta que la recibió, ingreso y encontró al Padre sentado tomando café.
- ¿La encontraste?
- No, no pude, debe ser muy buena escondiéndose, quizá sabe que la estoy buscando.
- Es una posibilidad. Dime, ¿ Qué te dijo la niña?
- Oh, si, ella me dijo que no era una Bruja, ella mismo lo dijo.
- Pero, ¿ Su olor? ¿Olía a Bruja? Supongo que lo intentaste.
- ¿Eh?, oh, bueno, la cosa es que tenía comida y como tenía hambre todos mis sentidos se centraron en la comida, así que no pude verificar si lo era o no. Pero ella me dijo que no, y mentir esta mal.
- Ok, mañana volverás a ir con la niña, ¿Viste si ella tiene un negocio? Ya sabes la Bruja tiene uno.
- Oh, es cierto. Tiene el frente de negocio pero no pude ver nada pues ya estaba cerrado.
- Esta bien, después de verificar si la niña lo es, si no lo es, siguieras tu búsqueda. Espera, si no la encontraste con el olor a la niña. ¿ Cómo la hallaste?
- Oh, jaja, como la niña estaba en el mercado, solo tuve que preguntar amablemente a las personas si sabían donde vivía la niña y tres amables personas me ayudaron, jeje. Me ayudaron en varios sentidos.
- Bueno, al menos solo fueron tres personas, supongo que no dejaste que nadie te viese mientras te los comías, ¿No?
- ¿Con quien crees que hablas? Claro que tome mis medidas.
- Bien, mañana continuaras. Por cierto el señor de la tienda de embutidos vino, dijo que había un pecador que necesitaba ser "purificado".
                                               *EXPLÍCAME MIS BRUGG*
- Muy bien, rescatando esta sección que parecía olvidada, les daremos una explicación de que son los Apóstoles cuando se habla de las Brujas y que pasa cuando se rompe un tabú.
- ¿Con quién habla profesora?
- Que maleducada, claro que hablo contigo. Bien te explicare, ya que tanto quieres saber.
- En realidad ..
- Silencio, cuando hablo no me debes interrumpir, *ejem*. Los Apóstoles son las Brujas que se corrompen cayendo en un pecado, es decir, si una Bruja constantemente cae en uno recibe el nombre de "Apóstol de la [PECADO]". Cuando esto pasa la mente de la Apóstol tiende a solo pensar en satisfacer el pecado, haciendo que comentan muchas locuras y tragedias a donde vayan, por eso el Consejo de las Brujas las priva del uso de la Hechicería para evitar que lo usen para el mal y ensucien el nombre, por eso pese a que en principio eran Brujas ya no se le llama así para diferenciarlas. Su conexión con el Arje se ve afectado por lo que les lleva a la mayoría en un tiempo a caer en la locura lo que las impulsa a suicidarse en pos de su pecado. La Gula se devora así misma, la Envidia se desmiembra, la Ira de se saca el corazón o el cerebro; pues este tiene fuertes dolores de cabeza, a la Pereza se le para el corazón, la Avaricia se saca los órganos, la Soberbia queda en estado vegetal y la Lujuria pierde sus sentidos. Cuando estos mueren sus almas son devoradas por Azathoth, desapareciendo y perdiendo el YO. Eso es todo.
- Profesora, ¿Y el castigo por tabú?
- No interrumpas, eso mismo iba a tratar. Eso es algo muy simple, existen ciertas reglas que una Bruja no romper, cuando lo hace esta rompiendo un tabú y los castigos varían dependiendo lo que uno haya hecho, estos son dictaminados por el Consejo de las Brujas. Que pueden varias desde convertirse en una persona normal, es decir, sin poder usar Hechicería hasta tener una maldición en el alma o la modificación de alguna parte del cuerpo.

Fin del Acto Sexto. Gracias por tomarte el tiempo para leerlo. Ahora ire a hacer dibujitos. Ya no salen cada tres dias pues ahora me tomo tres para un dibujo y otros tres para escribir. Tengo mucho tiempo lobre...

- Nadie te pregunto.

- Bueno D:

 


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Diseño web para pequeños negocios, rápido y barato Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed