Parte del libro 5 ?UNA DULCE MADRILEÑA? amor y erotismo.  

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
1642 visitas

Recomendación:
Lesbianvideos.co - Videos a diario de relaciones íntimas entre mujeres

 “Me pregunto qué bagaje de tristeza, y durante cuánto tiempo, debe transportar dentro de sí misma una mujer antes de encontrar el valor de vivir. Cada mujer esconde, a veces, en lo más profundo de su alma, dolorosos secretos que le impiden ir hacia adelante en la vida con alegría. Momentos llenos de tristeza que no comparte con nadie, a veces, ni con ella misma. Una vida no vivida ya que vivida con demasiada mediocridad o, quizás, perdida en la banal y común búsqueda de la estabilidad y de la certeza. De dónde invertir sus sentimientos. Con la ilusión de no sufrir por amar, impidiendo así, a su corazón de sentir y a su alma de brillar.

Muchas mujeres creen que pueden ser felices asegurándose hombres convenientes, pero estos hombres, carentes de cualquier capacidad para amar con pasión, con el paso del tiempo, se convierten en el motivo de su infelicidad”

 

“Siempre he pensado que los amores más bellos, las aventuras más emocionantes, las sensaciones más intensas, surgen de los pliegues secretos de lo que aparentemente podría parecer un error. De hecho, la libertad de ser, de amar, de expresarse, de probar lo prohibido, lo perverso, existe también y sobre todo en el placer de descubrir lo desconocido. Aquello que nunca tendríamos el valor de vivir.

No es fácil entender la historia de vida de uno mismo. Desde donde se tiene que empezar a contar esa historia. No se sabe dónde todo comenzó. Tal vez de una decisión, una elección, un pensamiento, una renuncia, un momento de alegría o de tristeza. Es difícil de comprender donde has terminado de existir y has comenzado a vivir. En qué momento la historia de tu vida se ha trasformado”


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.