TU VISITA

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
2028 visitas

Marcar como favorito
Recomendación:
Libros eróticos - Los libros de ficción erótica más populares de Amazon

TU VISITA 

En el living de mi casa, ahora me encuentro sentada en el sillón, con unas velas aromáticas encendidas, una luz muy tenue y música jazz sonando. 
Sentada con el vestido rojo, ese que me compre para vos.. En los pies, zapatos de tacón de aguja altos, negros. 
Tocas la puerta, y abro. Ahí estás vos, tan atractivo y te has puesto ese perfume que me enloquece impregnado a tu piel embriagan mis sentidos... 
Te hago pasar y no puedo dejar de mirarte. Que bello estas, con ese traje negro y la camisa que hace juego con la corbata. 
Tengo la mesa lista, la comida esta preparada.
Séntate te digo. Voy a la cocina y traigo la cena, me siento frente a vos, me sonríes, te sonrío y descorchas el vino. No puedo dejar de mirarte ni tu a mi. Tus ojos reflejan el deseo y los míos le corresponden con una mirada llena de lujuria. Comemos.
Ahí estamos, sentados frente a frente. Sin que lo adviertas, Quito de mi pie el zapato, levanto mi pierna y con el toco lo que tienes entre tus piernas. 

¿Traigo el postre? Pregunto y me dices que no, aún no. Me sirves un poco más de vino y ya estoy mareada y me río de todo. Te levantas de la silla y te colocas detrás mío, yo aún permanezco sentada. Me abrazas y besas ligeramente mi cuello. Me levanto y me llevas a la sala, ahí suena esa música sugestiva y lenta que tanto nos gusta bailar


Me tomas y me aprisionas contra tu cuerpo. Siento latir tu corazón con fuerza y se donde va tu sangre, mientras bailamos, tomas mis muslos me aprisionas más contra ti ... Me acaricias las nalgas, subes mi vestido y ahí notas que no me he puesto nada debajo. Eso te enloquece, bajas la cremallera de tu pantalón y sacas tu miembro. Me levantas y yo te abrazo con mis piernas y así me llevas alzada a la cocina, me sientas en la mesada , abres el refrigerador y tomas la crema que hay allí para las frutillas del postre 
Ahí , tomas una fresa y la mojas en la crema y me la das en la boca
Sensualmente , muerdo la fruta y  retiras con tu boca la crema de mis labios . Tomo yo ahora una fresa y hago lo mismo, te la doy en la boca ...
Tu, continuas frente a mi que estoy sentada en la mesada de la cocina ..te arrimas y agarro tu miembro  y comienzo a jugar con el sobre mi humedad, aún no quiero que entre , pero tu arremetes contra mí, hasta el fondo , me tomo de los muebles de arriba de la cocina mientras me embistes toda, una y otra vez

Me levantas de la mesada y sin salir de adentro mío, me llevas a la sala y me tiras en el sofá. Te tengo arriba mío y continúas poseyéndome toda.

Ahora sales de adentro mío, te sientas en el sillón y me haces arrodillar frente a ti para ponerme tu miembro en la boca, me acompañas la cabeza para que siga tu ritmo y te succione al ritmo de tu placer.
Siento, latir tremendamente tu erección en mi boca y se que me la llenaras de tu néctar, ese que pasará por mi garganta. Todo me lo tomaré. Mientras terminas te miro a los ojos con cara de prostituta, perra y tierna a la vez.  Así, llenas mi boca, saciando mi sed de vos.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.