En el escritorio

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
7740 visitas

Marcar como relato favorito
Recomendación:
Lesbianvideos.co - Videos a diario de relaciones íntimas entre mujeres

Un día normal corría, nada de especial, parecía un jueves cualquiera, hasta que de pronto un mensaje llegó al WhatsApp.

Una buena amiga, saludándome casualmente nada del otro mundo.

Algo me dijo que debería invitarla a tomar una cerveza (yo planeaba para otro día) 

Pero rápidamente ella acepto y dijo que pasaría a la oficina a eso de las 4:30 ese mismo día, que si tendría un inconveniente, obviamente conteste que estaba perfecto, ahí la esperaría! 

Me adelanté al plan y fui a comprar las cervezas para no tener las manos vacías cuando llegará... Y siendo un poco impuntual llegó pasados diez minutos, empezamos a tomar en plena oficina cabe mencionar que yo estaba solo,

La plática muy fluida como Siempre, en eso un comentario mío abrió la puerta: hoy te ves diferente

- ¿ah si? (Contestó) - por qué diferente???

(A lo que solo pude salir de esa contestando:

- creo que hoy tus hormonas están actuando por qué no te había visto así....

No fue necesario decir más, se paró de la silla donde estaba y se sentó en el escritorio, a lo que me pare y me puse frente a ella, sin decir nada la empecé a besar, no paso más de un minuto y recordé que tenía la oficina abierta cosa que no nos importaba hasta ese momento, de una decidí cerrar  y regrese al escritorio pero la pare para poder desabrochar esos jeans ajustados que traía, al mismo tiempo que me encanta para poder besar su ombligo, sin pensar bajé más al tiempo que quitaba sus jeans, sentía como estaba húmedo y escuchaba sus gemidos, si más ella me regreso el favor haciendo también un rico pero corto oral, pero ella quería que estuviera adentro y se acostó sobre el escritorio, recargo sus piernas en mis hombros y empecé a bombear duro, cómo lo pedía la cambie para que quedara  de espaldas a mí y pudiera entrar su culito pequeño pero perfecto me rebotaba de una manera muy excitante y sus gemidos eran fuertes y pedían más, en eso sentí como algo caliente  salía entre sus piernas, se estaba viniendo, pedía que terminara con ella....

Claramente yo estaba más que excitado y cumplí su deseo...

-al parecer si era la hormona dijo ella.... 

 ¿Nos tomamos otra cerveza??


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Diseño web para pequeños negocios, rápido y barato Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed