Despues de la tormenta

Por
Enviado el , clasificado en Reflexiones
297 visitas

Recomendación:
ManualidadesEn.casa - Haz manualidades en casa. Cientos de proyectos para desarrollar tu creatividad, con diversos tipos de materiasles y niveles de dificultad.

Se acerca una tormenta, es de las gordas, cierro los ojos, y me escondo, se que la tormenta me busca, se que la tormenta me quiere atacar. O eso es lo que creo al menos.

 

Me escondo, es una tormenta de arena, la arena se me mete por todas partes, la arena me cierra todos los poros dejo que la arena me cubra, dejo que la arena me proteja, por que la arena me protege, yo dentro de la arena me siento protegida, no es cómodo, pero, por lo menos no siento el viento en mi piel, ese viento que me pone tan nerviosa. La arena me araña la piel y la arena esta fría y potencia el efecto abrasivo del viento, pero no me atrevo a moverme, solo me hago un ovillo, esperando que el viento y la tormenta pasen. Entonces…

 

La tormenta de arena se convierte en lluvia, la arena se va limpiando de mi piel y yo con la arena, una capa de cosas que ya no sirven se van, yo me vuelvo a ver, y me veo mas a mi misma, como hace tiempo que no me veo, sin esa capa, y ahí es donde yo me nutro, con el agua limpiándome, yo me conecto con la tierra.

 

No se si es la arena que se convierte en tierra, o yo que me hundo en la tierra mas y mas, lo cierto que es que arena que era arena, estoy perdiendo capas y esas capas que pierdo, me ayudan a que de dentro de mi salgan raíces, y me conecto con la tierra, y la tierra me nutre y cuanto mas me nutre, mas me enraízo.

 

Y esa tormenta devastadora, sigue soplando, fuerte, la arena se va, la arena desaparece, ya solo queda lluvia, ahí estoy yo, mirando al sol, viendo el viento soplar, ahí estoy yo, totalmente conectada con la tierra, y mirando al cielo, hay un sol, y una luna, la tormenta sigue, y yo le grito a la tormenta:

 

Yo soy la conexión entre el cielo y la tierra, yo soy mujer, yo soy libre, la tierra me nutre, el sol y la luna me iluminan. El cielo es mi limite y las estrellas mis hermanas. - Clamo al cielo

 

Gracias tormenta por ayudarme a quitar esa capa que no me permitía conectar, gracias arena que me limpiaste esa capa que no servia ya. Ahora prefiero vientos mas benignos, para ayudar a la hierva y estos otros arbustos y arboles que están creciendo a mi alrededor, que crezcan. - Sigo pregonando

 

Miro a mi alrededor y veo que hay otros arboles, de hecho formo parte de un bosque.

 

Un fuego en mi quiere salir, y un aullido sale de mi. No tengo que ser normal, solo quererme y aceptarme, y rodearme de gente que quiera andar el camino conmigo. Auuuuu.


¿Que os parece amigos y compañeros? Estoy empezando a escribir, ¿me dais vuestra opinion porfa? gracias mil de antemano, un besote :D


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.