¿Cómo la tienes?

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
6086 visitas

Marcar como favorito
Recomendación:
Lesbianvideos.co - Sólo relaciones íntimas entre mujeres

Estoy allí, debajo de ese escritorio, de rodillas, escondida. Y que en estos momentos veo como la tienes. Y no me puedo resistir. Es que la veo... y pufff.

Mi coño se moja, se excita, la necesita. Mi boca la quiere tener dentro. Estas hablando vía voz con tus compañeros. Y yo debajo. Así que decido bajarte los pantalones. Ahí aparece un abultado paquete rellenando el calzoncillo. Que ganas de tenerla en mi boca no te haces una idea. Mientras tu trabajas te bajo los calzoncillos y aparece tan grande, tan potente que solo puedo lamer. Aguantando las ansias de tragar.

Lamo, chupo, llego arriba. Recorro con la punta de la lengua cada rincón y te mueves en la silla gimes bajito. Te remueves, estoy muy mojada y mi dedo entra solo se hunde. Pero sigo de rodillas ante tu polla y cada vez está más grande, más gorda, más bestia.
Mi lengua no para y abro la boca, entra y la noto dura, muy dura.
Y limpio con mi lengua lo que sale, continúo. Me miras por debajo de la mesa. Y te miro me coges del pelo y aprietas contra tu miembro bien.
Dentro, fuera, dentro, fuera. Y llega hasta el final de mi boca, de mi garganta.
Y me toco las tetas, las acaricio, me meto el dedito por la braguita, me miras. Y decido empujar la silla y ponerme sobre ti sin pantalón, sin bragas, solo con mis fluidos de lo cachonda que estoy.

La cojo con mi mano y madre mía.... Como está, que venas que grande, casi no me cabe en la mano. Dios estas chorreando y me la meto. Despacio y subo y bajo.
Al principio lento, quiero sentirla entera dentro, pero pronto cojo ritmo y lo hacemos en silencio. Nadie puede oírnos. Me agarras las tetas con fuerza y me chupas los pezones.
Un compañero te pregunta algo e intentas contestarle como puedes. Empiezo a coger ritmo, me muevo, me coloco.

Subo, bajo, la noto, la siento. Me agarras el culo para que lleve tu ritmo y me metes los dedos en la boca porque voy a gritar, a gemir.

Me acerco a tu oído y te susurro fóllame Marcos, fóllame. Con esa voz que te enciende aún más, que te excita y no lo soportas. Esos susurros te ponen como una moto y me follas pero bien. Empiezas a moverte y a metérmela con fuerza. Yo sobre ti subo y bajo, todo mi cuerpo es tuyo te pone mucho mirarme la boca. Mis gemidos te la ponen más dura y cabalgo sobre ti.

Noto que vas a explotar y me arqueo hacia atrás, me encanta, está durísima y palpita dentro de mi entonces aprieto con más fuerza. Una sensación recorre tu pene hacia la punta y tú no puedes más.
Si...
Vas a correrte y me agarras con fuerza. Y me la clavas. Empiezas a moverte como poseído y yo grito por mi placer.

Siiii, siiiiii, sigue, sigue, no pares.
De repente un chorro empieza a salir a máxima presión inundando tu cavidad lo noto caliente, muy caliente. Mi cuerpo se tensa.
Cuando termina de nuevo otro chorro sale. Sigues apretando tanto que explota un nuevo chorro. Puff que potencia, que placer. Mi cavidad no puede contenerlos y empieza a rebosar. Mi coño está chorreando.

La sacas y sin darte cuenta aun estas echando otro chorro más que mancha mis piernas, caliente, muy caliente. Y me gusta, me excita.

Toda tu polla está llena de fluidos, mezclados de ambos, chorrean hasta llegar a la base y gotean por el suelo yo estoy exhausta pero aun quiero chupar. Nunca tengo bastante, me encanta.
Así que me bajo, me agacho, me acerco a la aun excitada polla y saco mi lengua y chupo insaciable. Está durísima por la explosión. Mi lengua la recorre, buff. Y me agarras del pelo, te miro desde abajo y tú me miras.

Esas miradas son lascivas, sucias. Te la chupo mientras te miro Mientras mi lengua recorre tu polla que va bajando sigues echando gotas aunque yo las recojo. Me doy la vuelta, me pongo boca arriba y mi posición consigue que alcance la base de tu polla hasta el final. Por abajo y recorro esa parte hasta la punta y tienes una visión de todo de mi coño, de mis tetas.

De mi boca en tu polla, ves como la recorro y llego a la punta. Hasta que no puedes más.

 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.