La Varita Mágica.

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
3143 visitas

Marcar como favorito
Recomendación:
Libros eróticos - Los libros de ficción erótica más populares de Amazon

Solange había sido desde chica, una niña soñadora. Su abuela le leía y le contaba cuentos de príncipes y princesas, cuentos de magos que traían felicidad con sus varitas mágicas a los mortales; y creció soñando con conocer algún día a algún mago para pedirle cosas mediante la acción de su varita mágica.

No me preguntéis cómo (no corresponde al contexto de esta historia) llegó a estar en presencia de un mago de carne y hueso, un mago real, bien parecido, joven y apuesto que sin mayores preámbulos se dedicó a desnudarla y a desnudarse él ante su sorpresa; su abuela había omitido detalles, se decía, y alcanzó a vislumbrar algo como una varita mágica, pero más gruesa de lo que ella se imaginaba, brotando rígida de entre las piernas del mago antes de que éste la diera vuelta, la arrojara sobre la cama boca abajo y se posara sobre ella enterrando su varita mágica en lo más profundo de sus humedales, mientras ella se quejaba, primero por la sorpresa, luego por el temor y finalmente por el placer de recibir esa tan soñada varita mágica en sus interiores que le provocaron las sensaciones más maravillosas que nunca había imaginado.

En ese acto Solange, entre los pocos razonamientos que logró esbozar, se dio cuenta de que su abuela había omitido muchas de las maravillas de esa varita mágica tan soñada.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.