Bitácora 2da ya en mi habitación

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
2049 visitas

Marcar como favorito
Recomendación:
Lesbianvideos.co - Sólo relaciones íntimas entre mujeres

Ya en mi habitación, parados al lado de la cama, nos abrazamos y empecé a besarte lentamente, tu cara parte por parte de tu rostro lo besaba, le pasaba la lengua a tus oídos y a tus labios le rozaba mi lengua.

Tú me agarrabas el pene con las manos mientras yo te besaba allí parados, me prendías con furor, pero quería que nos encendiéramos al máximo, te besaba el cuello hasta que te tumbé en la cama.

Me subí encima de ti, continuaba besándote mientras me pajeabas y guiabas el pene rozándote el clítoris, intentaste meterlo en tu vagina, a penas me esforcé un poco hasta meter la cabeza del pene en tu vagina, ahí gemías, pero lo saqué y empecé a bajar a tus senos para lamerlos completamente.

Uno a uno los lamía, y les rozaba los dientes, seguía bajando con la lengua hasta tu abdomen, los besé y metí mi lengua en tu ombligo mientras mis manos agarraban tus senos.

Bajé las manos y agarre tus muslos para abrir tus piernas y llevar mi lengua hasta tu clítoris, fue ahí cuando empecé a lamerlo lentamente hasta que sentí que mojabas, esa esencia me la lamía por completo, me encantaba sentirte mojada, metía una y otra vez mi lengua en tu vagina, aproveche y metí los dedos mientras besaba tu clítoris.

Luego empecé a besar tu entre piernas y muslos, volteándote lentamente para continuar besando tus nalgas, allí te puse boca abajo y mientras besaba tus nalgas metía los dedos en tu vagina.

Seguí subiendo para besar tu espalda mientras te rozaba las nalgas con mi pene, en ese momento cuando llegué a tu cuello te rozaba la vagina y el ano con el pene, estabas bien mojada y te empecé a meter el pene lentamente en la vagina.

Te subí un poco las nalgas mientras te penetraba lentamente, hasta que te puse de rodillas para meterlo por completo, arremetía con fuerza el pene entre tus nalgas hacia la vagina mientras te agarraba los senos.

Luego te tumbé y te puse de lado te estire una pierna y la otra la encorve, ahí te rozaba el pene en los labios de tu vagina y entre tu ano y ella lo rozaba, te penetre todo en la vagina y te agarraba la cabeza para besarte mientras te lo metía por completo.

Te puse boca arriba y te rozaba de nuevo el pene en los labios de tu vagina, subí hasta tu boca y me chupabas los testículos mientras una mano tuya me pajeaba, hasta que lo pusiste en tu boca y lo mamabas con locura.

Bajé y te lo metí hasta el fondo, te encorvé las rodillas para meterlo hasta el fondo.

Mientras te agarraba las piernas hacia arriba te metía el pene una y otra vez, lo sacaba para ver qué tanto lo pedías, me rogabas que no lo sacara y continuaba metiéndolo mientras veía que te corrías.

Lo saqué para acostarme boca arriba y te subiste encima de mí, tu bajabas y chupabas Mi pene y mis testículos, yo te agarraba la cabeza mientras sentía la gloria cada vez que intentabas metértelo hasta el fondo de la boca, lograbas tragar mi pene y me ponías ansioso.

Subiste a besarme con tu boca llena de los fluidos que le sacabas a mi pene y nos besábamos, bajaste y colocaste tu vagina sobre mi pene y te movías hacía delante y hacia atrás, usabas la técnica de brochar el pene excitándome al Máximo para ponerlo a babear y con tus manos lo agarrabas para pintar tu clítoris de ese fluido y metértelo en la vagina, ahí te penetraba y lo sacabas una y otra vez.

Mientras te agarraba las nalgas y las apretaba tú te movías más rápido, luego te lo sacaste y me lo chupabas dándole lengua por todas partes.

Te volteaste poniéndome tus nalgas frente a mí y te lo metiste de nuevo agachándote para que yo pudiera ver cómo te entraba mi pene en tu vagina, disfrutaba cada centímetro que entraba viendo tus nalgas y tú vagina tragar mi pene.

En ese momento te subí las nalgas pues estaba por venirme y lo saqué y tú te volteaste para sacarme la leche y echarlo en tu boca, te pedí que le dieras brocha de nuevo y lo hiciste conjuntamente te lo metías y dabas brocha, ahí me vine y te eché toda la leche en los labios de tu vagina, tu seguías dando brocha y metiéndotelo, bajaste y te metiste embarrado de semen el pene en la boca dándole lengua hasta secarlo por completo.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.