TULIPANES cont.2

Por
Enviado el , clasificado en Amor / Románticos
196 visitas

Marcar como favorito
Recomendación:
Ficción romántica (top ventas) - Los libros más vendidos del momento de ficción romántica.

Mientras balbuceaba intentando decir alguna palabra, a lo lejos se podia adivinar la llegada del cercanias, sus labios temblaban por la sorpresa que la invadia, aquel hombre le habia impactado, como podia interesarse por si ella estaba bien, con todos los problemas que seguro que el tendria. Aturdida y no acostumbrada a que la gente se preocupara por ella,  lo normal era que pasara desapercibida.
El no le insistio y dirigio sus castigadas manos al interior de una bolsa de esas de supermercado, ella consiguio contestar con un,
 - bien, aunque hoy no es mi mejor dia,  mientras  pensaba, mis dias no suelen ser mucho mejores, pero el grueso silbido del cercanias disperso sus palabras, sin que el pudiera oirlas.
El anden se encontraba repleto de gente, como no, alboratada, acelerada, otros inmersos en la esfera de un reloj, preocupados por no llegar a la hora, niños correteando, disfrutando del tiempo que sus madres les regalaban sin la estricta vigilancia, mientras hablan entres ellas sin apenas escucharse, pues, es imposible hacerlo cuando uno habla encima de otro, pero la vida va demasiado deprisa, y no hay tiempo que perder, en escuchar... Entre tanta prisa, una bonita niña, de no mas de tres años, se para ante el compañero de banco, solo se paro ante el y le sonrio al mismo tiempo que enredaba uno de sus mechones en su pequeñito dedo, el la miro y saco la mano de la bolsa, sacando un precioso tulipan, precioso pues era echo a mano, con telas fieles a su color original, lo haria, aquel hombre? Puede que los venda para subsistir?  se preguntaba,  la verdad es que de alguna manera se  compadecio de el. Cuando el grito desmesurado de una mujer llamo su atencion, la suya y la de todo el anden,
-ven aqui, no te acerques a el, le dijo.- y usted, le deberia dar verguenza ir regalandole flores de esas a las niñas, y de un tiron se la llevo cayendole al suelo el tulipan, y al mismo tiempo  las lagrimas de la niña, supongo que  sin entender que de malo habia echo. Subiendola al tren, sin apenas tocar suelo, las puertas se cerraron y la niña no dejo de mirarle hasta que su mirada se perdio en el oscuro tunel. Lo cierto es que fue una escena dantesca, cuando de repente se dio cuenta que habia dejado escapar el segundo tren, ---dios mio-, ahora si que no se escaparia de la bronca de su jefe, ni Rita prodia arreglar esa situacion, descolocada se levanto y salio corriendo en busca de un telefono para poder hacer una llamada al trabajo, olvidandose de aquel hombre, y arrollando a un viajero que venia hacia el banco, el golpe fue tremendo, en el anden quedaron esparcidos los documentos que llenaban su bandolera, y ella tendida en el suelo no daba credito a lo sucedido, el hombre que habia recibido el golpe, le ayudo a incorporarse y siguio con la recolecta de todos los documentos que invadian el anden, mientras ella solo sabia repetir lo siento, perdon, le he echo daño?  lo siento, es que yo, iva,  lo siento,  debia haber mirado, yo... el le sonrio, y ella se sonrojo , -estas bien?-, le dijo,y  ni el mucho frio de las mañanas de invierno, habrian conseguido esos coloretes, lo cierto es que era muy guapo,  aunque algo mayor que ella, pero se sintio intimidada,y con la misma y avergonzada se volvio y echo a correr hacia aquel telefono, mientras el le gritaba, - pero...te has echo daño?-,ni siquiera se giro para atenderlo, su cometido era conseguir hacer la llamada....el sr. Lo quiero para ayer, estaria furioso.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.