Mi deseado taxista

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
7619 visitas

Recomendación:
Lesbianvideos.co - Videos a diario de relaciones íntimas entre mujeres

Llevamos mucho tiempo hablando, intentando que no nos afecte la distancia, pero lo cierto es que cada día es más difícil no poder tenerte, de poder disfrutarte como te mereces ... me decía mientras acariciaba mi pierna dentro de su taxi, y mi respuesta no se hizo esperar:

Como nos lo merecemos los dos, ambos deberíamos poder disfrutar de esto, ummmm sentirte en cada rincón de mi cuerpo, en cada centímetro de mi piel desnuda, tu olor, tu sabor, tu calor, tus besos y caricias, mordernos y poder susurrarte al oído lo mucho que me gustas, lo mucho que te he deseado y lo loca que me vuelves, suplicarte que me hagas tuya, que me dejes saborearte y lamerte, entero . Poder ver de cerca tu miembro bien duro, recorrerlo con mi lengua todo el tronco hasta deleitarme en tus testículos y absorberlos, embalarlos, lamerlos y volver a subir por el tronco recorriendo cada una de tus venas hinchadas que me llevan hasta tu glande y volver a disfrutarlo, chuparlo lentamente rodeándolo con mi lengua, atrapándolo con mis labios rondando suavemente mis dientes en él, sin dejar de mirarte, y sentir en tu mirada como disfrutas de mi boca...

... sentirte dentro de mi boca, mientras coges mi cabeza y me aprietas contra ti, para que trague más profundo, veo cómo te estremeces y suspiras, obvio que te gusta así, me esmero un poco más y sigo lamiéndote y babeo sin control, estoy empapada, caliente y deseosa de que me poseas, te miro y asiento con mi mirada dándote algún tipo de señal que te alerté que estoy ya preparada para ti, levantas mi cara colocando tu mano en mi barbilla, sacando tu miembro de mi boca y me das un beso húmedo, caliente con sabor a tu sexo me miras y te levantas del asiento trasero de tu taxi, me colocas sobre el de rodillas de espaldas a ti dejándome toda expuesta a tus deseos, y de algunas miradas de curiosos que allí nos puedan ver disfrutar el uno del otro cosa que a ninguno nos importa demasiado estamos demasiado centrados en nosotros, nos da mucho más morbo y excitación, acaricias mi espalda y das un azote fuerte sobre mi nalga derecha que hace que de un pequeño salto, el picor me hace jadear bajito, sigues acariciándome y tu mano sube a mi nuca y me inclinas hacia a ti y susurras a mi oído que me quede quieta ...

.... un gemido ahogado se escapa de mi boca, tu mano ahora está en mi cuello apretando suavemente cosa que me excita de una forma increíble, con la otra mano acaricias mi nalga antes golpeada, poco a poco la introduces por mi entrepierna llegando al clítoris que está hinchado y caliente lo estimulas lentamente lo cual me hace estremecer, dios que bueno, mi humedad es evidente y tu mano está empapada, introduces dos dedos dentro de mí y me muero de placer, tu mano sigue en mi cuello me hace cerrar los ojos, aprietas un poco más mi garganta y aumentas el ritmo de tus dedos , no paro de jadear mi cadera se mueve sin control, siiii sigue así te digo, no pares, es maravilloso sentirte así, me estás haciendo chorrear mis piernas empapadas, el sillón y hasta el suelo está empapado, te pegas más a mí, siento en ese momento como tu miembro erecto sobre mis nalgas haciéndose sitio se desliza suave por el interior de mis piernas y zasssss se coloca dentro de mí, me penetras en un segundo, comienzas a embestirme suave y despacio y me dejo morir de placer, sueltas mi garganta para agarrar mi pelo, me arqueas y muerdes mi cuello, ¡diosss estás todo dentro de mí!, me gusta, me gusta mucho, no pares por favor !!! .... te suplico ... sientes como me deshago y mis jugos se deslizan por tus piernas ...

...soy tuya, estás fuera de sí, no dejas de aumentar el ritmo y yo de jadear, genero, gritar, dame más te pido más, más, más ...estás frenético y me dirás de nuevo más fuerte, mis caderas se mueve en con intensidad cada vez más rápidas, te oigo jadear rápido, y me susurras que no aguantas más, acaricio mi clítoris con ganas y los dos juntas llegamos al clímax, te esparramas dentro de mí, siento como bombeas y como te vacías, es maravilloso sentirte así, eres mío ahora !! Descansas sobre mi espalda aún te siento palpitar dentro de mí ... oigo tu respiración acelerada cerca de mi oído y tu corazón latiendo sobre mí, me besas, me abrazas, y me pides que me ponga bocarriba tumbada con la cabeza colgando del asiento trasero, lo hago y te colocas sobre mi ... cada pierna a un lado y vas a darme lo que tanto deseo, una lluvia dorada ... ¡me vuelves loca y me deleitas con esa fantasía! Brutal mi deseado taxista... mmmmm

 


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.