Hambre de Ti (parte 1)

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
3689 visitas

Recomendación:
Lesbianvideos.co - Videos a diario de relaciones íntimas entre mujeres

PARTE 1

Es casi medio día y estoy ansiosa de verlo, solo de pensar en cómo me besa y me acaricia, todo mi ser comienza a estremecerse, comienzo a arreglarme para cuando el llegué, mi cabello largo que siempre es tan rebelde, con ondas y negro como mis intenciones con él, pero así le gusta!, debo decidir que ropa me voy a poner, debe ser algo que resalte mis curvas pero solo puedo pensar en que quisiera esperarlo desnuda, lista para que me tomé y me haga suya en el momento en que cruce la puerta, pero aun así suena más interesante que él sea quien poco a poco me quite toda la ropa.... Miro toda mi lencería y veo esos pantis rosa claro, de encaje transparente muy pequeños y sensuales;
Oh si, ¡esos le encantarán! y combinan muy bien con un brazier del mismo color, que a su vez va perfecto con una blusa negra ceñida al cuerpo y con una muy sutil falda roja de tela suave que el viento de forma curiosa levanta al soplar, ¡estoy lista! Solo me falta el para estar completa.

Me recuesto en mi cama mientras espero su llegada y mi mente está invadida por las ganas de sentir sus carisias, sus besos, por sentirlo dentro de mí, y mientras pienso en todo eso, comienzo a sentir mi vagina palpitando y comenzando a humedecerse casi como si sintiera que él ya está cerca, ya casi es la hora.
De repente el timbre me saca rápidamente de mi transe erótico;
Es el, es el pienso, Por fin ha llegado!!

Abro la puerta y lo veo tan sensual con un traje oscuro elegante, mmm esa corbata me hace imaginar muchos otros usos que le podríamos dar, veo sus ojos y está allí de pie, inocente de lo que planeó y un poco distraído, no puedo evitar lanzarme sobre él y besarlo, besarlo como si no hubiera un mañana sintiendo ese aroma característico a el que tanto me gusta, es como si tan solo con su aroma me excitara, lo abrace fuertemente mientras lo besaba, pegando su cuerpo al mío, me sentía como si fuera una adicta y el mi droga.

El estaba un poco sorprendido por tan apasionado y enérgico recibimiento, no se lo esperaba, sus ojos se tornaron llenos de picardía y tenía esa sonrisa, esa maldita sonrisa de medio lado que me hacía derretirme, tenía una expresión de chico malo pero se veía muy tierno a la vez, algo que sin duda solo él puede lograr.
Rápidamente me pude dar cuenta que le había gustado mi bienvenida, pues mi cuerpo podía sentir como algo comenzaba a crecer fuertemente dentro de su fino pantalón, el lanzó al suelo su maletín y todo lo que traía de su trabajo, necesitaba sus manos libres para poder acariciarme, así que me tomo fuerte y firme por la cintura pegándome más a su cuerpo mientras me besaba apasionadamente.....



~paradise~


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.