Gracias eternas

Por
Enviado el , clasificado en Poesía
419 visitas

Marcar como relato favorito

Te tengo en el frontispicio de mi vida:

soy en ese trozo

que me queda para salvarme.

Has hecho lo mejor de lo mejor.

 

He esperado lo suficiente

para que todo tenga eco.

Finalmente has llegado.

 

Nos apremiamos ahora

para ser y estar en la existencia

más perfecta.

Nos integramos en el presente

que se hará futuro

con un paso pausado.

 

Nos gustamos mucho, sí.

Hemos decidido progresar

con premisas singulares

que nos arreglan lo esencial.

Regresamos

con una voluntad que adquiere

un sentido ideal.

 

Nos hemos hecho lindos

a base de tanto amar.

Nos hemos generado

genialidad y cumplidos.

Nos encantamos.

 

Los derechos

admiten preferencias

e ilusiones que poseen

los secretos

de los siete mares.

Nos pensamos más y más.

 

Nos hacemos seguir

por un simbólico cuento.

Secuenciamos

las dichas de antaño

para ser en el espectáculo

más hermoso.

Nos hacemos vivir.

 

Todo es precioso.

Nuestra óptica es adecuada.

 

Hemos preguntado

y respondido al unísono.

Nos consolidamos

con jovialidad y querencias

que nos distraen

y nos cambian para avanzar.

 

Encajamos

en la ida, en la vuelta,

en todo instante y sitio.

Los hechos nos corroboran

con magníficas percepciones.

 

Nos damos las gracias.

¡Son tan eternas!

 

Juan Tomás Frutos.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed