EL SOFÁ

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
5809 visitas

Recomendación:
Libros eróticos - Los libros de ficción erótica más populares de Amazon

Sin camisa abres la puerta atendiendo mi llamado, mi vestido negro, tacones altos, labial rojo y cabello suelto te han impresionado por lo que gustosamente me invitas a seguir. Planeas bañarte y yo sentarme en el sofá a esperar, te acercas y con un suave beso me indicas que pronto vendrás, al alejarte pido otro beso y éste es más largo, más avivante y excitante, junto mis brazos tras tu cuello y tu mano se apoya sobre mi pierna que al descubierto y con suavidad logran excitarte y no querer parar, te sientas en el sofá, apoyas tus brazos a lado y lado mientras yo me levanto, me quito el vestido de arriba hacia abajo, enseño mi lencería de encaje roja, acaricio con mi dedo índice desde mi cadera hasta mis labios, abro mis piernas y me siento encima de ti, siento tu dura y rica erección, te rodeo con mis brazos y te beso lento y delicioso mientras muevo mis caderas para acariciar mi clit con tus partes, bajo mi mano y acaricio tu pene encima de la ropa, luego lo saco, me pongo en 4 y lentamente me arrodillo, con la mirada llena de maldad y deseo realizo mi mejor oral, me quitas el brasier me sientas encima de ti, chupas mi seno derecho mientras con la otra mano acaricias el izquierdo, metes tu dedo medio en mi boca y yo lo humedezco, sentada encima de ti siento como me follas con los dedos, mi humedad es tan delatante y revelante que tu pantalón esta mojado de mí, es el indicio para que me levantes en tus brazos que arden para ponerme de espaldas en el sofá, abres mis piernas, corres mi tanga hacia un lado y metes tu dedo hasta el fondo de mí, mientras yo me estremezco de excitación, pasas tu lengua por mi clit, te quitas la ropa, acaricias mi clit con el dedo medio en círculos, yo siento que lo quiero dentro de mí ya, tú lo sabes y quieres condenarme al deseo por lo que usas otro dedo para penetrarme sin parar de consentir mi clit, tu insistencia me hace estallar de placer y en un vibrar de mi tope máximo siento como tu verga reemplaza el dedo y por fin siento que soy tuya completica, entras en mí una y otra vez con las piernas arriba, luego boca abajo, en medio de tus brazos siento como llegas al clímax y me llenas de leche tibia.

Entras a la ducha con una sonrisa en la boca, en 2 minutos me visto, me siento en el sofá cruzó las piernas, busco mi celular, aun puedo sentir tu líquido dentro de mí, suena la puerta entra tu madre le saludo con cara de inocencia, pero con la mente muy sucia y olor a sexo. Solo el sofá es testigo de lo rico que la pasamos.

APAP ?


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.