Turismo en Iglesias que Flotan

Por
Enviado el , clasificado en Fantasía
156 visitas

Recomendación:
Libros de narrativa y ficción - Consulta las novelas y libros de narrativa (novelas) más populares de Amazon

Entro en la iglesia románica, con cuidado pues levita a un metro y medio del suelo. Dependiendo de cómo gire la cabeza, se me aparecen estatuas, o restos medievales. Todo muy colorido, pan de oro, amarillos, caliza, marrones... aunque la sensación de que tanta piedra está encima de mí no se va de la cabeza en ningún momento. 

Delante de mi unos pomos de puerta oscuros, gastados del uso, parecen tener cerebros por asidera. Tambien los postes que delimitan el acceso para turistas. Ya de cerca veo que no, que es decor puro.

Me siento afortunado de haber podido visitar un monumento que levita. Aunque creo que no volveré. No estuve tranquilo durante la visita. 

 


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.