CONCENTRACIÓN

Por
Enviado el , clasificado en Amor / Románticos
221 visitas

Recomendación:
Ficción romántica (top ventas) - Los libros más vendidos del momento de ficción romántica.

                                                          CONCENTRACIÓN

 

Mi adorado Fermín:

Apenas hacen tres semanas que nos separamos,  pero a mí me parece ya un siglo. No dejo de pensar en ti cada minuto del día, recordando los momentos que hemos pasado juntos y……….

Espera, que llaman por teléfono.

Era mi prima Lola que quiere venir a verme el mes que viene, para contarme un montón de novedades.

Como te iba diciendo, mis padres han decidido separarse definitivamente, cosa que todos sus hijos veíamos venir desde hace tiempo, pero que ahora se ha consumado. Mi madre se quedará en su  casa y mi padre se buscará un apartamento.

Bueno, tengo que cortar, porque si no llego tarde a  dar las clases.

Mil besos de Patricia.

 

Mi  querido Fermín:

Recibí tu carta enviada desde el frente y me alegró el día. No sabes lo que llego a sufrir pensando en que pueda sucederte algo malo y…………

Espera,  que llaman a la puerta.

Era el fontanero que venía a arreglar un grifo que goteaba en la pila de la cocina.

Como te iba diciendo, ahora que no estás tú, los domingos los paso con mi amiga Tere paseando por el parque o  ó bien yendo al cine, según la película que pongan. El pasado domingo vimos una de misterio que nos gustó mucho.

Espero tus cartas con ansiedad  y rezo todos los días para que vuelvas sano y salvo a mis brazos.

Tuya para siempre,

Patricia

 

Mi amor:

Tu carta contándome los bombardeos me asustó mucho, pero al saber que saliste ileso, terminé por tranquilizarme. En cualquier caso, el hecho de que estés expuesto noche y………

Espera un momento,  que está pitando la olla y estoy haciendo cocido que a ti tanto te gusta.

Como te iba diciendo , tengo dos alumnos muy aventajados que creo que tienen madera para seguir sus estudios en la universidad, aunque tendrán que solicitar una beca, porque sus padres no tienen capacidad económica para costearles los estudios en la capital, con todos los gastos que eso representa. Yo he indagado por mi cuenta y he localizado varios canales que les pueden dar acceso a las becas. Ya te contaré en que queda todo.

Cuídate mucho y no fumes demasiado.

Recibe todos los besos de Patricia

 

Mi Fermín del alma:

Ayer se cumplieron cuatro meses desde tu partida, que me dejó tan vacía y desolada. La verdad es que tengo que hacer un gran esfuerzo para concentrarme en lo que estoy haciendo en cada momento, porque mis pensamientos siempre vuelven hacia ti y……….

Espera un momento,  que suena el timbre.

Era Maruja, que se había quedado sin huevos y hemos estado hablando un rato, ya sabes lo charlatana que es y me ha dicho que le han invadido la casa las cucarachas, por lo que tendré que poner cebos para prevenir la plaga.

Como te iba diciendo he engordando seis kilos en estos meses y estoy hecha una foca, aunque mi madre dice que estoy mucho mejor así, con un poquito de molla, pero yo no quisiera que me vieses ahora, porque quizás te llevarías una decepción muy grande.

A la espera de tu regreso, sano y salvo,  te da muchos besos Patricia.

 

Cariño mío:

Tu carta anunciándome que dentro de dos meses te darán un permiso, me ha sabido a gloria y ya se lo he dicho a todo el mundo con el que me he cruzado por el pueblo y………

Espera un momento, que tengo el pescado en el horno y no quiero que se queme.

Como te iba diciendo me llamó el párroco para decirme que me agradecería mucho si podía dedicar dos horas a la semana para dar clase de alfabetización a personas mayores y le dije que, aunque tengo todo el tiempo ocupado, intentaré buscar un hueco. La verdad es que no sé de donde lo voy a sacar.

Sobre todo abrígate mucho, porque con el frío que debe hacer ahí, no me extrañaría que pillases una pulmonía.

Millones de besos de tu Patri.

 

Amorcito:

No sabes las pesadillas que tengo por las noches pensando en que la artillería enemiga lanza obuses que te caen por todos lados. Me despierto con sudores fríos y con mirada de pánico. Aunque no me dices nunca los peligros reales por los que pasas y………..

Espera,  que llaman a la puerta.

Era Paqui,  que quería enseñarme el nuevo punto de cruz que ha aprendido en el curso por correspondencia que sigue desde el año pasado. No te puedes imaginar lo que ha llegado a aprender.

Como te iba diciendo, el curso escolar ya toca a su fin y la semana que viene comienzan los exámenes, por lo que tengo a la vista mucho material para corregir.

Recibe todo el cariño de tu Patricia.

 

Mi  Fermín del alma:

Estoy contando los días que quedan para tu regreso y pienso en  todo lo que tengo que decirte, que son cosas que por carta no tienen cabida y………..

Espera,  que suena el teléfono.

Era Flora la madre de un alumno al que he suspendido y me llamaba muy enfadada porque dice que si le he cogido manía, o ¿qué? Dice que su hijo se ha esforzado mucho y se encuentra muy triste por el suspenso. La verdad es que es un zote, que no da pié con bola, pero eso es difícil de explicar a una madre.

Como te iba diciendo en apenas diez días llega la fiesta mayor, que este año será para mi muy distinta sin tenerte a mi lado. Pero haré de tripas corazón y asistiré a los desfiles y festejos, para que no me digan que parezco una viuda encerrada en casa.

Con mis más tiernos besos de tu Patri.

 

Fermín:

Ha sucedido algo que no tenía previsto. He conocido a un chico que se llama Raúl, que vino de otro pueblo a las fiestas y nos hemos enamorado de un flechazo .No sabes lo que me cuesta escribirte esta carta y………..

Espera,  que llaman a la puerta.

Era mi vecina Julita, que me traía un plato de croquetas,  que le salen de maravilla y como yo se las ensalzo mucho,  siempre me trae una buena ración de recompensa.

Como te iba diciendo, a mi padre le han diagnosticado un tumor maligno en el estómago y nos hemos quedado todos hechos trizas. Los médicos dicen que no está muy avanzado y que confiemos en la quimioterapia pero, como comprenderás, estamos con el alma en vilo.

No me puedo creer que estés de vuelta en quince días; vete pensando en todo lo que te apetezca hacer durante el mes de permiso.

Para siempre tuya, Patricia

 

                                                                                                            Tío Eulogio/abril 2013

tioeulogioytom@gmail.com

 

 

 

 


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.