Fantasía hecha realidad (1ra parte)

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
1405 visitas

Recomendación:
Lesbianvideos.co - Videos a diario de relaciones íntimas entre mujeres

Hola a todos. Mi nombre es Jorge y desde siempre he tenido una atracción incontrolable hacia las chicas que usan una tanga o braguita diminuta y transparente. Pero mi fantasía sexual era masturbarme y eyacular sobre esa prenda deliciosa.

No sabría decir desde cuándo empezó esa atracción sexual, pero recuerdo desde niño que me quedaba embobado mirando fotos se diarios, revistas o por televisión a las chicas que salían en bikini o lencería, pero mis ojos se centraban en esa prenda de ensueño. 

Cuando tendría unos 12 años, encontré entre las cosas guardadas en una habitación de mi casa que se usaba a modo de almacén un almanaque con la foto grande de una chica rubia desnuda y cuya única prenda era una tanga diminuta transparente, se podía ver claramente los vellos de su vulva. La excitación fue incontrolable provocándole primera erección.

Lo primero que hice fue frotar la punta de mi pene en la zona de la tanga de la chica del almanaque hasta dejarla mojada de presemen. Esa práctica la repetí varios días seguidos, cada vez que frotaba mi pene en ese almanaque sentía ese hormigueo recorrer mi cuerpo y llegar a mi pene pero por alguna razón me detenía y me conformaba con dejar mi presemen en la foto. 

Pasó unos años hasta que volví a encontrar ese almanaque y me decidí a ver qué pasaba después de ese hormigueo. Empecé nuevamente a frotar la punta de mi pene en ese almanaque y ya no conforme con eso, comienzo a estimular mi pene centrando mis ojos en la tanga de la chica rubia. Comencé a sentir ese hormigueo y ya no pude parar, estimulé mi pene con más rapidez apuntando hacia la tanga de la chica rubia, fantaseé tenerla a esa chica frente a mi enseñándome su tanga transparente y ver claramente los vellos de su vulva...en ese instante empecé a eyacular chorros y chorros de semen que cayeron sobre la zona de la tanga en el almanaque. Al principio me asusté y el típico sentimiento de culpa, para después sentir placer.

Ese fetiche lo seguí haciendo con pósters, revistas o viendo vídeos porno donde aparecían chicas en bragas o tangas, me masturbaba y eyaculaba sobre las imágenes, con la fantasía y deseo de hacerlo algún día sobre una chica real...pero a la vez me invadía la idea ¿existirán chicas que les guste que eyaculen sobre ellas?

Esa fantasía/ fetiche sexual se haría realidad años después, pero se los dejo en la segunda parte de mi relato.

Muchas gracias por leerme.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.