En cinco semanas, se casa mi hermana la pequeña

Por
Enviado el , clasificado en Reflexiones
173 visitas

Recomendación:
EntrenaEn.casa - Videos para hacer ejercicio en casa. Entrenamiento funcional, fitness, yoga, pilates... ejercicios para hacer con niños y adultos mayores.

En cinco semanas, se casa mi hermana la pequeña.

En cinco semanas, se casa mi hermanita, la pequeña, para la que siempre fui el escudo, protegiéndola de todos, también en casa, sobretodo protegiéndola de mi misma.

En cinco semanas, se casa mi hermanita la pequeña, la que siempre fue la buena, la que decía que se quería casar con nuestro padre, la que decía que se iría a vivir enfrente, para poder estar todos los días juntos.

En cinco semanas, se casa mi hermanita la pequeña, la tradicional, y se casa antes que yo. Yo soy la mayor, yo soy la que la he protegido siempre, de todos, y, especialmente, la he protegido de mi y le he abierto y allanado el camino y mientras se lo preparaba todo a su gusto.

En cinco semanas, se casa mi hermanita la pequeña, aquella que, cuando llegó a casa, me creí que yo estaba en este mundo para cuidar de todos, especialmente mi hermanita y mi madre, como me dijo mi padre.

En cinco semanas se casa mi hermana la pequeña. Mis padres y mis tíos y mis primos van a ir, y yo he crecido protegiéndoles de quien era yo, y siendo hija, sobrina y prima. Y les sigo protegiendo a todos de quien soy yo.

En cinco semanas se casa mi hermana la pequeña. Y todos mis primos tienen pareja, muchos tienen incluso hijos, ahora resulta que, soy tía también y me creo que les tengo que proteger de quien soy. En la familia me ven como hermana, hija, sobrina, prima, tía… y yo no me veo.

En cinco semanas se casa mi hermana la pequeña, aquella que ha crecido amparada por mi protección, especialmente de mi, y mientras era protegida de la realidad, especialmente de quien era yo, ha iniciado una familia, con el novio de toda la vida, van a dar el paso, que ya dieron en sus corazones. Y yo estoy invitada.

En cinco semanas celebramos que mi hermana la pequeña se casa, y yo voy sola a la boda, por que no tengo a nadie especial en mi vida, por que me he pasado la vida, protegiendo al resto, protegiendo al resto especialmente de quien era yo, y eso me ha llevado a solo ser un escudo, un escudo que protegía al resto de mi misma.

En cinco semanas celebramos que mi hermana la pequeña se casa. Y es mi momento para yo soltar los deberes de proteger a nadie, y, especialmente, de mi.

En cinco semanas celebramos que mi hermana la pequeña se casa, y elijo liberarme de protegerla, sobretodo de mi.

En cinco semanas celebramos que mi hermana la pequeña se casa. Y es hora de que yo me celebre también.

En cinco semanas celebramos que mi hermana la pequeña esta casada, y elijo ese día y cada día celebrar quien soy.

En cinco semanas celebramos que mi hermana la pequeña esta casada, y elijo dejar de llamarla mi hermana la pequeña, y elijo llamarla mi hermana la casada.

En cinco semanas celebramos que mi hermana esta casada, por que efectivamente en su corazón ya está casada, y lo que elijo hoy es celebrarlo.

Desde ya estoy celebrando que mi hermana la casada esta casada y me libero de cualquier necesidad de protegerla a ella o a nadie de mi persona.

Desde ya estoy celebrando que mi hermana la casada esta casada y elijo celebrar que es libre, y responsable de su vida y de su camino.

Desde ya estoy celebrando que mi hermana la casada esta casada y que mis padres, tíos, primos y sobrinos no necesitan que les proteja de mi persona.

Desde ya estoy celebrando que mis familiares son responsables de sus opciones y que no es mi responsabilidad protegerles de mi.

Desde ya celebro que todos somos responsables de nuestras opciones y yo celebro mis intencionalidades.

Desde ya elijo ver que todos nos paseamos por el camino que es la vida, y que a ratos puedo caminar a la vez que una gente o que otra, o incluso sola, y elijo ver que eso no tengo que proteger a nadie de quien yo soy.

Desde ya elijo ver, que nadie necesita ser protegidos de mi.

Desde ya elijo celebrar quien soy y que solo soy responsable de mis opciones.

Desde ya elijo celebrar quien soy, y yo elijo darme mi energía y amor a mi misma.

Desde ya elijo celebrar quien soy, y elijo dejarme ver por el resto.

Desde ya elijo celebrar quien soy, y elijo compartir quien estoy siendo.

Desde ya elijo celebrar que cuanto más comparto, más tengo y más llega para todos, y eso es lo que quiero, llegar más y más lejos con mi amor.

Desde ya elijo celebrarme, cuidarme, centrarme en mi, escucharme y estar conectada conmigo, el universo y el resto.

Desde ya celebro ser quien soy, y celebro estando presente, estando intencional, celebrándome el que soy perdonada y amada.

Desde ya celebro maravillándome con la realidad de quien soy en realidad.

Desde ya celebro ser libre.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.