El Jardín de mi Tía

Por
Enviado el , clasificado en Terror / miedo
199 visitas

Recomendación:
Libros de narrativa y ficción - Consulta las novelas y libros de narrativa (novelas) más populares de Amazon

El Jardín de mi Tia 

 

El cielo está nublado , estamos reunidos; hijas, hijos,nietas,sobrinas y sobrinas nietas de mi tía . Tratando  de estar serenos, esperando el último aliento de mi tía, noventa y cuatro años ya son. Hace unos días nos dijo que ya estaba cansada, había perdido la ilusión de seguir arreglando su jardín.

Un jardín que fue creciendo con cada bella y olorosa flor sembraba.  Eran días soleados cuando salía a ver florecer sus azucenas , gladiolas y claveles . Pequeño y angosto pero largo era su jardín. En las tardes se sentaba contemplando la hermosa vista de la suntuosa Ávila de Caracas , quien de lejos le saludaba con su infinidad de colores y luces que en cada instante bailaban con las nubes el vals más alegre .

Son ya las cuatro de la tarde , nuestra tía se ha ido a reunir al nuevo jardín que le esperan, sus hermanas o quien sabe si aquella nieta que falleció antes de ella le dará la bienvenida.

En su  lecho está el cuerpo inerte , con placidez en su rostro, sus ojos azules ya descansan. Otra luz los guiará .  

Entre consternación y tristeza con algo de aceptación, nos encontramos todos. Mama tratando de ocultar su visión, callada observa entre las palmas , una figura traslúcida envuelta en una nube gris clara . Se desplaza muy lentamente , al tratar de detallarla la identifica, pero igual sigue mi madre callada y pensativa. 

Al llegar a casa, le comento ; mamá te vi por algunos momentos , angustiada, y sorprendida a la vez . ¿Qué ocultas? , ¿Qué viste ?.

Le realizaba  esas preguntas porque intuía algo, conocía de sus ocasionales visiones.

-Si, me respondió con seguridad, - vi a la tía alejarse envuelta en una nube gris clara , sus pies no tocaban el piso , no iba contenta pero tampoco angustiada, simplemente se movía y avanzaba cada vez más hacia el Ávila , hacia el fin del jardin -

El jardín estaba triste y solo , ya no tenía quien lo cuidara. Algunas plantas empezaron a marchitar. Esperaban que lloviera o que alguien regresara a cuidar el jardín de mi tía .

Alexia Ferrer


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.