UN SALTO A LA FAMA

Por
Enviado el , clasificado en Cuentos
224 visitas

Recomendación:
EntrenaEn.casa - Videos para hacer ejercicio en casa. Entrenamiento funcional, fitness, yoga, pilates... ejercicios para hacer con niños y adultos mayores.

 

 

 

 

<<UN SALTO A LA FAMA>>

 

  Virulíng, vivía infeliz en las oscuras cuevas de Wuhan. Su monótona existencia solo se alteraba, cuando saltaba a las orejas o al hocico de Erre Efe, un chimbilá amigo, que de vez en cuando lo llevaba a pasear por las granjas y pueblos de la región. Pero sentía que tenía que cambiar ese hábito, porque estaba envejeciendo y se mareaba cuando su amigo volaba muy alto o muy rápido, o giraba juguetón, o cambiaba bruscamente de dirección mientras se alimentaba, o cuando se colgaba cabeza abajo a descansar en el techo de su dormidero.

 

Y el cambio llegó. Una noche de finales de octubre o principios de noviembre de 2019, Erre Efe cayó en la red de caza de un aldeano, y Virulíng, terminó en un colorido mercado de fin de semana; de ahí saltó a la nariz y enseguida a los pulmones de Dingbang, un citadino de las orillas del río Yangtsé.

 

Entonces empezaron los líos para ‘él’ y para su nuevo huésped. Sin saber por qué, ni pretenderlo, Virulíng se multiplicó sin control dentro del cuerpo de Dingbang, lo que produjo consecuencias desastrosas para este hombre, quien súbitamente enfermó y murió sin saber de qué. Ya Virulíng y su prole habían saltado a otros cuerpos, y sin control, se esparcieron por el mundo en solo seis meses.

 

Sus días en las oscuras cuevas de la provincia de Hubei, quedaron atrás, ahora era un ciudadano del mundo, y aunque en todas partes era perseguido, no conseguían neutralizarlo. Le había cogido el gusto a su nueva vida cosmopolita. Quería recorrer los caminos que cien años antes había recorrido un pariente cercano y que produjo una pandemia de ‘Gripe Española’.

 

Grupos de caza virus de todo el universo, enmascarados, con sus incómodos trajes especiales (si por lo menos fueran de Valentino), lo buscan a él y a su prole que, cada vez es más grande y más ‘virulenta’, pero no saben dónde buscar, o a veces llegan cuando ya es tarde.

 

Lo que más complace a Virulíng y a su descendencia, es ver a los prepotentes y fatuos humanos, sometidos por el miedo, obligados a encerrarse en donde no pueden hacer ostentación de su poder ni de sus bienes.

 

Ya se oyen voces anunciando que los tubos de ensayo, los calderos y los crisoles, funcionan a tope; y en menos de lo que canta un gallo, la humanidad tendrá circulando en su sangre, la vacuna contra la COVID-19.

 

Por ahora los chachos están llevando del bulto y los malos, muertos de la risa, pero; la pelea apenas empieza.

 

Nota: En el colegio nos pidieron que, con la ayuda de ‘la familia’, hiciéramos una reseña sobre la pandemia de Covid - 19.  De todas las historias que me contaron sobre el bichito ese, me gustó esta que me contó uno de mis abuelos.

 

/ Soy M. Y. A. T.

 


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.