La conocida de mis amigos

Por
Enviado el , clasificado en Amor / Románticos
348 visitas

Recomendación:
Ficción romántica (top ventas) - Los libros más vendidos del momento de ficción romántica.

              Aquel Noviembre de hace ya unos cuantos años,  fui por la tarde con unos amigos a ver ”Don Juan Tenorio”, una representación teatral al aire libre. El día frío y gris que ya tornaba oscuro y los disfraces de época de los actores contribuían a crear un ambiente mágico y por momentos irreal.

                A la salida, mis amigos habían quedado con unos conocidos, entre los que se encontraba ella. No recuerdo su nombre y no sé si la reconocería si volviese a verla. Sin embargo, sé que su voz era agradable, de esas que emanan paz. Su conversación, sus palabras exquisitas, parecían dirigirse a todos por igual. No decía nada fuera de lo común ni destacaba su dicción, pero de alguna manera, ni el mejor de los oradores conseguiría ese efecto sobre los demás.

                Tras recorrer alguna calle sobre el pavimento de piedra, fuimos todos a cenar. El restaurante estaba construido en el interior de lo que fue una edificación medieval, era bonito, especial.

                Al salir hacía si cabe más frío. Ella y un conocido de mis amigos habían venido en coche. Yo me desplazaba en tren. Risueña, con amabilidad y cercanía, me invitó a ir con ellos, a acercarme en coche a la capital. Recuerdo que el parabrisas tenía algo de hielo y que ella conducía. En algún momento comentó que el chico que la acompañaba era su novio, que buscaban casa. Luego dijo más cosas, sonrió, habló con cada uno de nosotros, atenta a lo que decíamos,  poniendo una capa de modestia a lo que ella decía, sonriendo... una sonrisa contagiosa, una alegría en el rostro que no he vuelto a ver en nadie más.

                Han pasado los años, he perdido contacto con mis amigos... y de ella solo me queda el recuerdo de ese día y mis sentimientos. He llegado a pensar que ese día no existió, pero las evidencias y lo que aun siento dicen que existió... he llegado a creer que aquel día estuve con un ángel... probablemente no fue así, pero si no era un ángel se le parecía, y en cualquier caso hasta hoy sigo preguntándome, no sin cierta envidia, quien sería realmente ese chico que consiguió atrapar su corazón.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.