Perverso

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
1390 visitas

Recomendación:
Libros eróticos - Los libros de ficción erótica más populares de Amazon

Sé que vuelves a estar sentada en frente del ordenador, esperando a ver cuál es mi siguiente paso, ansiosa por saber lo que te deparará este encuentro entre tú y yo, pero quiero que dejes de leer, y traigas lo que te voy a pedir. Traerás cuerdas o cordones de zapatos, al menos cuatro, cinco pinzas, ya sabes que pueden ser de la ropa, un espejo que al menos refleje tu cara, si puede ser más grande mejor, dos cosas para meterte, un yogur removido y deja el móvil cerca. ¡Ve perra!

Vuelves a luchar contigo misma, no consientes que nadie te humille, y sin embargo aquí estás, con la respiración agitada, por haber corrido para seguir mi orden, y por la excitación que empieza a dejar entrever tu coño. Quieres que te humille, que te degrade, quieres que te lleve al límite, y eso es lo que poco a poco iré haciendo. Ya sabes lo que quiero ahora, quiero que te desnudes frente al ordenador, quiero que me hagas un baile mientras te quitas toda la ropa, quiero ver bien a mi perra, y que se me ponga la polla dura. No te sorprendas tanto, sabes que te gustaría tenerla frente a tu cara, y poder disfrutar de ella, pero eso es un gran premio que has de merecerte. ¡Desnúdate ahora puta!

Me ha gustado tu pequeño baile perra, me la has puesto dura, y eso tendrá su recompensa. Sé que ahora mismo estás un poco confusa, pensando cómo puedes estar delante del ordenador, desnuda para alguien que todavía no conoces, y excitada, con ese coño brillando para mí. Siéntate en la silla, saca esa lengua de zorra y pínzala con una pinza, quiero ver como tu saliva sale de tu boca y empieza a mojarte entera, a bañar todas tus preciosas curvas de perra, mi perra. Seguro que ya ha empezado a caer saliva por tu cuerpo, así que extiéndetela por la cara y tus tetas, quiero que quede bien embadurnado todo, siente como te mojas, estás contenta por cumplir mis órdenes y quieres más.

Ata esas tetas que tienes, las quiero de un buen color morado, ya sabes que tienes que apretar, y aunque te duela, sé que puedes aguantarlo perra, y encima te mojaras como la puta que eres. Veo que cada vez te gusta más esto, que cada vez lo disfrutas más, estás descubriéndote a ti misma, y me gustas así, humillada, degradada, y sirviéndome como es debido. Bien, me gusta ese color morado que te ha quedado en las tetas, jaja menuda guarra estás hecha, así que ahora pinza esos pezones sensibles, y mueve las pinzas de arriba abajo y tira de ellas. ¿Duele verdad? ¡Bien! Tu amo está disfrutando mucho contigo perra, continuemos.

Levanta esas piernas, apóyalas sobre el escritorio, y quiero que queden bien abiertas, así que ábrelas más, no te cortes zorra, ábrelas más, así mucho mejor. Coge las dos pinzas que te quedan, y pon una en cada labio del coño, ¡vamos! No te quejes, que sé lo mucho que te estás mojando y disfrutando puta. Ahora coge las cuerdas restantes, y ata cada muslo a una pinza, que ese coño de guarra quedé bien abierto. Hoy estás muy complaciente, y eso me gusta, ¿qué pensaría tu familia si te viese así? Seguro que te criticarían, ¿pero sabes qué? A tu Amo le encantas, y eso es lo único que ha de importarte.

Coge la pala, y azótele diez veces en cada muslo, y cinco en el clítoris, y quiero que me des las gracias por cada uno de los azotes guarra. Ahora acaricia las partes rojas fuerte, y vuelve a dar cinco azotes en cada muslo y dos en el coño, y vuelve a darme las gracias zorra. Me encanta educarte perra, lo estás haciendo muy bien, conseguirás ser una buena puta, solo tienes que dejar salir lo que llevas dentro. Tus babas estarán por todo tu pecho, quiero que te las vuelvas a extender por la cara, y por las tetas, y que te hagas una foto, y sonríe perra, que lo estás gozando.

Di lo guarra que eres, dilo fuerte, no quiero que te contengas, quiero oírlo bien desde aquí, que todo el mundo sepa lo que realmente eres, interior ízalo, disfrútalo, porque esta eres tú a partir de ahora.

Moja los dos objetos que te vas a meter, con tu saliva, seguro que estás ansiosa por meterlos, ¿quieres qué te folle? ¿Cuánto lo deseas? Grábate un pequeño vídeo, en el que digas cuánto deseas mi polla, y que te folle como la puta que eres, que lo haga como realmente te mereces. Mira al espejo, mírate en él, que veas la zorra, la puta, la guarra, la cerda, la perra que se refleja en él, porque esa eres tú, disfrutando de esto, de ser mía , de servirme, y quiero que no dejes de mirarlo, mientras sigues conmigo. Quiero que metas uno de los objetos en tu culo, y no lo repito, sin quejas zorra, y cuando lo hayas metido, meterás el otro en el coño, y más te vale que no se te salga ninguno, porque sino recibirás un buen castigo cerda.

Mm que te haya llamado cerda te ha vuelto a descolocar ¿verdad? Pero mírate, estás llena de tus babas, con dos cosas metidas en tus agujeros, la lengua pinzada, y tus tetas moradas, con los pezones pintados, eres una completa cerda y eso te encanta. Mastúrbate el clítoris y alterna los movimientos de los botes, primero el culo y luego el coño, y así hasta que te corras. Ahora es mi turno guarra, ¿lista para recibir mi semen? Quiero llenarte la cara y las tetas, quítate la pinza de la lengua, y échate el yogur por toda la cara y las tetas, ten la boca bien abierta y la lengua fuera, que caiga bien todo mientras yo me corro sobre ti.

Hazte una foto así, con todo mi semen por tu cuerpo y sonriendo, y haz un pequeño vídeo donde me agradezcas lo mucho que has disfrutado y dándome las gracias por sacar lo que llevas dentro perra. Guarda todo con el resto de fotos del otro día, y quiero que con la lengua y ayudándote de los dedos, te comas todo mi semen, quiero que te dejes bien limpia, y si algo ha caído fuera, que lo limpies con la boca, como la perra guarra que eres. Quítate las pinzas y las cuerdas de los labios del coño, y también las pinzas de los pezones. Coge la pala, y date dos azotes en las tetas, como recompensa de tu buen comportamiento, y si se te salió alguno de los botes, quiero que te des diez azotes fuertes en cada teta, eso no es de una buena perra.

Quítate todo, ve y límpiate en el baño. Cuando vuelvas, quiero que hoy duermas sin ropa interior, y si es desnuda mejor, así duermen las buenas perritas. Espero verte pronto en nuestro próximo encuentro perra, felices sueños.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.