La incomunicación en la que vivo

Por
Enviado el , clasificado en Poesía
84 visitas

Recomendación:
Poesía (top ventas) - Los libros de poesía más vendidos del momento.

 

Fuera de la sociedad

 

Tomando unas tilas espero salir de mi situación, 

de estas altas montañas y volar alto, 

con taza de plástico deseo despegar,

irme con la imaginación... 

no llegar a la locura. 

Hay basura, pero el café es suculento, 

con azúcar  y leche condensada, 

me librará durante unos segundos 

de la inseguridad humana, 

el miedo, la ira, el rencor...  

El chocolate oscurito, la tila bien clarita, 

el descafeinado, el vienés, el carajillo. 

Pero con nata... siempre el café. 

Líquido que se toma solo mientras pasan las horas 

del día... interminables, tortura poco divina... 

que me hacen pensar esto que escribo, 

en la incomunicación en yo que vivo.

Pero gracias al buen café, 

me sube la tensión y me siento mejor. 

Es como cuando llevé mis cuadros a Santa Minia de Brión y las Clarisas. 

Lo pensé e hice y punto, sino, 

¿qué hacía con ellos?, pero que conste, 

son para todos los animales del mundo. 

En ese momento si que me sentí bien comunicada. 


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.