Carta de Viktor Draxus expresando su tristeza al ver los síntomas de un mundo agotado por la actividad de la civilización humana.

Por
Enviado el , clasificado en Varios / otros
129 visitas

Recomendación:
Deviajeros.es - La página de referencia para planificar tus viajes y vacaciones

Mí querida Emi:

En estos tiempos que corren es necesario tomarse un moemnto para reflexionar. Sobre todo yo, que necesito aclarar estas ideas. He pasado mucho tiempo en la ciudad, abrumado por la civilización. Mi abuelo se hubiera asfixiado. Recuerdo las caminatas que hacíamos por la montaña. Aquel aire fresco, el cóndor volar y los sonidos del arroyo.

Hoy existen millones de personas tan absortas en su vida, en su mundo virtual que ignoran cuanta maravilla hay en la naturaleza. Nuestro verdadero Hábitat.

Mucho destruyó la civilización y quedan tan pocos lugares naturales y no gracias a esos humanos de mierda, destructivos, ambiciosos que cuando el planeta les daba señales de agotamiento, seguían trabajando, consumiendo, contaminando y por eso, el calentamiento global, el derretimiento de los glaciares, las olas de calor extremo en Siberia, mi bella Siberia. Los inviernos cada vez más cortos y… lo bueno es que la naturaleza es sabia y aunque muchas especies dejaron de existir; otras surgen y surgirán… como quisiera que los humanos se encuentren en esa lista de especies extintas.

 Nací, lamentablemente en la civilización consumista, destructiva y arrasadora, descarriada de consumismo que llevó a la comodidad de crecer la población a ritmos gigantes, pero soy un nativo, un indígena, un hombre en armonía con la naturaleza: consumo para vivir, no para producir ganancias, porque he ahí la pobreza humana.

Pensando en mi abuelo me preguntaba qué tan misántropo soy y te diré que si hubiera un botón para eliminar a la raza humana, lo oprimiría con mucho gusto.

El mayor miedo de un misántropo es que la humanidad esparza la estupidez humana por la galaxia… es más fácil extinguir una especie confinada en un planeta.

Si un niño no sabe cuidar un juguete o un teléfono, no tendrá ninguno hasta que aprenda hacerlo, lo mismo con el planeta ¿para qué ocupar otros si no sabemos cuidar lo que tenemos?

Lo triste de la situación es que el capitalista busca producir, les paga a la gente que no saben que el agua y la comida es gratuita. Son unos ignorantes que por fuerza mayor trabajan para mantener un sistema ineficiente, corrupto y que ellos mismos se quejan y se autoconvencen de que la vida es así. La excusa más pobre y patética que escuché.

Si hay otros planetas como la Tierra me parece bien. No me parece bien que sea desangrado como este. Pues este es mi hogar aquí tengo todo lo que necesito ¿para qué recorrer distancias abismales?

Hay tristeza en mi corazón y al parecer soy el único con los ojos abiertos.

 

Espero que tus estudios vayan bien.

 

Siempre tuyo

 

C.V. Draxus


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.