Ser tuya de nuevo !!

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
2497 visitas

Recomendación:
Libros eróticos - Los libros de ficción erótica más populares de Amazon

¡Loca por volver a verte!

Estaba algo nerviosa, después de varias semanas volveríamos a vernos, tenía ganas de ti pero a la vez tenía miedo en no estar a la altura por culpa de los nervios...

Llegamos a la habitación del hotel sobre las 4 de la tarde, estaba nerviosa, ansiosa y al abrir la puerta entraste rápido y me besaste con más ganas de las que tenía yo si se podían tener más ...

Tu boca atrapando a la mía, tus brazos rodeando mi cuerpo tembloroso, tu lengua devoraba la mía, excitación, deseo y las ganas que teníamos los dos ...

desabroche tu pantalón y la erección era ya imponente, dura, hinchada, bufff deseando devorarte entero, me senté en la cama sin dejar de mirarte, agarre tu miembro con mi mano y lo lleve a mi boca, abriéndola y atrapándola con mis labios, rozando el glande con mi lengua, mirándote y oyendo ese gemido ahogado, agarrabas mi pelo con fuerza y empujaba mi cabeza contra ti… toda dentro de boca, hasta la garganta, estabas tan excitado que no dejabas de tirar de mi pelo y empujarme, yo seguía saboreando tu erección y lamiendo cada centímetro, darte placer es mi mayor deseo .... empezaste a quitarme la ropa, pellizcando mis pezones, me encanta que lo hagas .... sin sacarla de mi boca, seguía lamiéndote sin descanso ... te retiraste para quitarte la ropa y yo terminé de quitarme la mía, sentada de nuevo en la cama me ordenaste que abriese las piernas, me resistía y seguía degustando tu glande, me mirabas y estabas frenético té mire y me tumbe sobre la cama abriendo mis piernas para ti, acariciabas mi clítoris y metías tus dedos dentro de mi, excitada y expuesta a ti me dejaba hacer ...

Sentía como me hacías gozar y me llevabas al borde del orgasmo una y otra vez, deshaciéndome con el roce de tus dedos cada vez llegaban más hondo y sentía más placer, jadeando, gimiendo, retorciéndome de gusto, empapándolo todo ... me mirabas y sonreías, me tenías en tus manos, entre jadeos te susurré que no pararas, que siguieras penetrándome con tus dedos ... buscabas mi culito y lo penetraste con tu dedo al mismo ritmo mis caderas se movían sobre tu mano, una y otra vez, gemía y suspiraba sin descanso, hasta que supliqué que me follaras, te retiraste y me mirabas, ponte en 4 ... me incorporé y me puse como me habías mandado !! Primero un azote en mi nalga derecha, después otra en la izquierda, y otra más, me retorcía del placer que me produce ese picor al sentir la Palma de tu mano azotándome ... de repente me penetraste sin piedad, y me llevabas a tu ritmo, embestida tras embestida, gritando de placer, moviendo mis caderas contra ti, pidiendo más y más y más, chorreándolo todo, sintiendo como tú dureza se clavaba en mis entrañas, rozando y envistiéndome con fuerza, la piel erizada, un orgasmo tras otro, agarrada a las sábanas de la cama sin dejar de gemir .... te sentía duro, hinchado, cada vez los movimientos más rápidos, llevándome a la locura, acariciando mi clítoris me llevaste al clímax al mismo tiempo que tú llegabas al límite dentro de mí...

Tumbado sobre mí, acariciabas mi espalda, me abrazabas para calmar el temblor de mi cuerpo ... me encanta cuando le besas ...

En unos minutos volvías a besarme, tocarme y encenderme de nuevo ... volviendo a darme placer infinito con tus manos, tus dedos, tu boca devorándome entera de rodillas sobre la cama dejando tu miembro sobre mi boca, empujándolo hacia mi garganta .. tu boca lamiendo y absorbiéndome juntos con tus dedos penetrándome hasta el fondo, jadeos, gemidos y todos mis jugos empapándote la mano, acariciabas mi ano preparándolo para ti, mientras seguías follándome la boca sin descanso, lamia, succionaba, acariciando tu escroto y devorando toda esa erección, jugando con mi lengua en ti glande, marcando los dientes en él, y sujetándola con mi mano para ponerla aún más dura, volviste a pedirme que me girara y pusiera en 4, quiero follarte el culo dijiste, lubricaste mi ano con mis jugos y me penetraste sin compasión, toda hasta el fondo haciéndome gritar dolor que luego poco a poco se convertía en placer, diosss me moría de gusto al sentirte entrar y salir despacio, suave, poco a poco desesperándome, azotes, besos en mi nuca, tirabas de mi pelo y empujabas hasta el fondo, gimiendo y empujando mi cadera contra ti, subiendo el ritmo, abriéndome para ti, penetrándome cada vez más rápido, diossss que bueno, no pares, no pares, un orgasmo tras otro llevándome a la locura, mi cuerpo se contraía, mi piel erizada, gimiendo y jadeando más rápido, arañando la sábana, gozando sin control .... no pares no pares te suplicaba, acariciando mi clítoris llegando al clímax más intenso y duradero ... me dejaba hacer, sintiéndote cada vez más duro y excitado, penetrándome una y otra vez haciéndome tuya ... hasta que te dejaste ir esparramándote en mi interior ... me abrazabas y besabas la espalda para calmar mis convulsiones de placer ... es una pasada estar contigo ...

 


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.