DESEO CUMPLIDO

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
3114 visitas

Recomendación:
Lesbianvideos.co - Videos a diario de relaciones íntimas entre mujeres

DESEO CUMPLIDO

El otro día te encontré; Te vi tan imponente con tus brazos alzados al cielo y las palmas de tus manos juntas hacia adentro. Tus piernas abiertas bien asentadas y firmes sobre tus pies y tu pelo al viento, revoloteando con el aire, que no pude por menos que desearte intensamente.

Era noche avanzada y estabas majestuosa iluminada por la luna.

Tus pechos se veían turgentes, orientados con sus majestuosos y firmes pezones hacia el amanecer. ¡Dios que bonita mujer! ¡Cómo removías mi pasión! Como se engrandecías mi necesidad de hacerte mía.

Me dirigí hacia ti y me destacó tu esbelta y bella figura flotando sobre tu sombra; No pude resistir tu invitación virtual de poner mis palmas en tu cara y aproximarte hacia mi boca.

Te besé con hondo deseo de llenarme de ti. Aspiré tu pelo y percibí tu precioso aroma de hembra. ¡Que fragancia! Como te hacías desear entera. Como se me abrió el apetito de poseerte, de hacerte mía.

Introduje mis manos bajo tu escote y te cogí los pechos. Que placer, que sensualidad más perfecta me transmitieron ambos. Dejaste caer las manos y las pusiste sobre tus costados.

Quise besarte desesperadamente en tus axilas y así lo hice. Olí tu majestuosa definición de olor perfecto. Te puse mis manos en tus glúteos y te atraje hacia mi. Apreté con fuerza y tu Notaste entre tus piernas el mensaje de amor que te enviaba.

Notaste mi cosa dura y penetrante. Notaste mi sexo que te requería un pasaje de ardoroso amor. Que bella estabas en tu expectación. Cómo brillaban tus ojos. Tu vello púbico se insinuaba por el filo de tu braguita y el palpitar de tu sexo se hacía presente en cada instante y me enviaba con sus latidos mensajes de amor y de deseo.

Tu mano se aferró a mi atributo, lo asió con firmeza y empezó un rítmico movimiento de placer. Yo, bajé mi boca y recorrí todo tu pliegue por dentro de la braguita con mi lengua y te la introduje en la vagina: Fuerte y poderosa, rítmica y penetrante, mucho rato, hasta que tus uñas rasgaron la piel de mi brazo y tu jugo cayó sobre mi boca.

Hummmm me has dado a probar tu jugo dulzón. Te he probado a ti, que éxtasis. Lo demás fue fácil: Te penetré con avaricia y fuiste receptora de la dulzura de mi sexo. Después te miré a los ojos y vi en ellos el reflejo del placer vivid aportando belleza a tu expresión.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.