¡Reencarné en un elfo! Cap. 1

Por
Enviado el , clasificado en Fantasía
127 visitas

Recomendación:
EntrenaEn.casa - Videos para hacer ejercicio en casa. Entrenamiento funcional, fitness, yoga, pilates... ejercicios para hacer con niños y adultos mayores.

Capítulo 1. La luz.

 

Gritos, llantos ahogados, explosiones y sirenas de alarma, ese fue el último concierto que escuché en mi vida. Luego de eso, fue solo silencio, un largo silencio que al inicio me hizo sentir ansiedad, pero, tras un tiempo indeterminado, me dejé llevar y poco a poco perdí todo lo que alguna vez fui. 

 

Acepté dejarme llevar al otro mundo.

 

¿Sería el Cielo o el Infierno?

 

Había muchas almas reunidas, dejándose llevar por una corriente astral hacia lo más alto y brillante que se podía sentir. Yo, al igual que ellas, me dejé llevar y la sensación se hacía más reconfortante a cada momento. Era el último adiós de lo que restaba de mi ser.

 

¿Pero eso era todo? ¿tal es el destino que le depara a cada alma del universo?

¡DEFINITIVAMENTE NO! ¡Esto debería ser jodidamente más divertido!

 

“Dios, si mi destino es ser uno con el universo espiritual, ¿cuál fue el sentido de tantas miles de creencias religiosas, creaciones artísticas, ideologías y doctrinas espirituales? Si me merecía el Infierno, esperaba sufrir y hacer sufrir a otros, buscando ganar un lugar seguro en el inframundo, o por el contrario, si me correspondía el Cielo, anhelaba la vida de placeres superiores, con ambrosía y querubines que satisfagan mis necesidades. Sin embargo, y consciente que son mis últimos segundos de existencia, tengo una sola queja.

¡¿Dónde está la diversión, las aventuras y…  MIS MALDITOS SUPERPODERES?!”

 

Una risa escalofriante fue el último recuerdo de ese momento.

 

Definitivamente no me fusioné con el universo, después de todo, sigo pensando, prueba suficiente de mi existencia. El problema actual, es que llevo encerrado mucho tiempo en un cuerpo extraño. Al inicio imaginé que el destino se burló de mí, reencarnándome en un gusano deforme y con escasas esperanzas de vida. Bueno… sería justo como castigo por no conformarme con la gran fusión espiritual con el universo. 

 

Mientras me preparo para morir en este cuerpo deforme, siento por primera vez algo distinto a mis pensamientos, algo se conectó a mí de alguna manera, permitiéndome sentir la totalidad del cuerpo en el que se hospeda mi espíritu. Siento manos, pies, dedos y un ¡cuerpo completo! definitivamente esto no es un gusano. Poco a poco intento adaptarme a este cuerpo, sin embargo, no me puedo mover pues estoy confinado a un espacio reducido y amarrado a él desde mi ombligo… no hay manera de pedir ayuda, floto en un líquido que creo que me permite respirar, pero mi voz no sale de mi boca.

 

En mi último esfuerzo desesperado, intento abrir los ojos, pero no hay luz, nada que me pueda ayudar hasta que… en un momento, emergió de la oscuridad un punto brillante, que parecía palpitar y llamarme con ansias. Era mi luz de esperanza, sin remordimiento extiendo una de mis manos y me aferro al brillo misterioso, rogando que suceda lo mejor. 


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.