¡Reencarné en un elfo! Cap. 6.1

Por
Enviado el , clasificado en Fantasía
80 visitas

Recomendación:
Libros de narrativa y ficción - Consulta las novelas y libros de narrativa (novelas) más populares de Amazon

Capítulo 6.1 Parálisis.

 

Soy Anhuar, encargada del orfanato norte, el único de toda la región dada la baja población que tenemos. Llevo 300 años custodiando, alimentando y educando a elfos y elfas abandonados por sus padres, ya sea por accidentes laborales, desbordes mágicos, enfermedades graves, delincuencia o, en el peor de los casos, homicidios. En toda esta época jamás un infante me fue un reto, creo que tengo la suficiente seguridad para afirmarlo.

 

“¿Doña Anhuar?” preguntó con una voz pesada Rigulos a través del comunicador de muñeca. “¿Cuánto sabe sobre la desaparición de Alder y el embarazo de Hellim?” me preguntó de pronto el administrador de alimentos, con quien hemos trabajado durante siglos. Su pregunta me tomó por sorpresa, esa fue una historia a la cual no le presté suficiente atención. “Casi nada” respondí. “Así será más fácil de todas maneras… actualmente Hellim no está disponible para hacerse cargo de su hijo recién nacido. La red de justicia actuó rápidamente y derivó el protocolo para su ingreso al orfanato.”

 

Un bebé recién nacido… son los mejores para enseñarles normas estrictas y deberes, sus mentes, blancas como la nieve en el bosque élfico, son pizarras perfectas para seguir demostrando mis dotes de corrección y educación de niños abandonados. Es muy rara la oportunidad de criar elfos recién nacidos, sin traumas, sin lazos emocionales, sin malas conductas adquiridas ni acercamiento al mundo criminal. 

 

Mientras pensaba todo esto, noté que Rigulos ya había cortado la comunicación sin despedirse. Quedé tan absorta en mis pensamientos que, de seguro, él pensó que no bastaba dar ninguna información más sobre el bebé... y está en lo cierto, si es un bebé recién nacido, podré demostrarle a toda la comunidad élfica que mi método de crianza es el mejor, por lejos, desarrollando niños sanos, disciplinados y respetuosos, el ideal de nuestra sociedad. Sin perder ningún minuto más, ordené al personal del orfanato para que preparara la cuna y la ropa más pequeña que nos quede. 

 

Una energía renovada llenaba todo mi interior, el fuego de mi ambición se encendió a máxima intensidad. Me repetí a mi misma que nada debía salir mal, que todo debía seguir de manera estricta el protocolo de educación que desarrollé, en especial porque es un elfo recién nacido, tomando en cuenta que el último que ví fue hace más de 150 años atrás. No podía dejar pasar esta oportunidad, por lo que fui personalmente a supervisar los trabajos de preparación. Actualmente no había otro bebé, así que debemos preparar la leche hasta encontrar una nodriza. “Está llegando”. Presentí.

 

Un hombre mediano, conocido sirviente de Rigulos, entró al vestíbulo del orfanato. En sus brazos llevaba al bebé envuelto en un gran paño blanco, símbolo de su pureza. Al verme llegar se apresuró a entregarme al niño, viéndose evidentemente incómodo con la situación. Sentí el peso del bebé y me llevé una gran sorpresa, era bastante más grande de lo que se podría esperar de un recién nacido. “Señora Anhuar, sobre el niño… creo que debería saber que…”

 

No quería saber nada sobre el pasado del bebé. Antes que continuara su relato, le hice un gesto para que se detuviera. “Su pasado es pasado, su futuro depende de mí. Dile a Rigulos que lo contactaré cuando el niño cumpla un año de vida, una vez me asegure de enseñarle todo lo esencial que debe saber para que una familia decente lo quiera adoptar. Tú no te preocupes de nada más, ya cumpliste tu deber. Gracias por tu trabajo.” El sirviente pareció intentar replicar, pero nuestra gran diferencia de jerarquía le impidió ser más insistente. 

 

Creo que quedó clara mi postura respecto al tema. Sé hacer mi trabajo. 

 (sigue en la parte 2 por límite de palabras -_- )

 


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.