Mi Historia

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
3394 visitas

Marcar como relato favorito
Recomendación:
Libros eróticos - Los libros de ficción erótica más populares de Amazon

Mi historia comienza así, en mi familia yo fui hija única, actualmente tengo 18 años, mis papas se conocieron desde la secundaria y se amaban demasiado, mi madre se embarazo cuando tenía 22 años, estaba cursando el sexto semestre de la licenciatura de relaciones internacionales  y gracias a eso no pudo continuar con sus estudios, pero eso no represento alguna tragedia para ella, eligió el camino de la maternidad en lugar de ser una profesionista, ella siempre me decía que si le dieran la oportunidad de cambiar algo de su vida, dejaría todo igual, no cambiaría nada de fue su vida, ella amaba ser madre y esa era la mejor carrera que podría haber elegido, mi padre quien era solo 3 años más grande que ella, continuo con sus estudios de ingeniería cabe mencionar que el dinero para él no era un problema ya que el proviene de una familia de un estatus socioeconómico alto, y por supuesto conservador, que cuando mis abuelos se enteraron del embarazo de mi madre pusieron el grito por los cielos y los hicieron casarse, les compraron una casa y pudieron iniciar la familia que tanto deseaban, querían tener más hijos, pero a mi madre le tuvieron que realizar una histerectomía, por complicaciones que tuvo después de que yo naciera. Años después pensaron en adoptar, pero mis abuelos opinaron que eso daba muy mal imagen a la familia y podrían dar de que hablar con sus amistades y decidieron que la única familia seriamos solo nosotros tres. Yo era muy feliz, amaba tanto a mis padres y a mis abuelos a pesar de tener opiniones muy conservadoras y hacerme perder fiestas y actividades con mis amigos, porque ”eso no lo hacia una niña de buena familia”, yo solo quería disfrutar mi adolescencia, eran buenas personas y me tenían súper consentida, ellos amaban a mi mama y siempre me decían que mi madre y yo éramos como dos gotas de agua, mis papas reafirmaban diciéndome que estaba idéntica a mi madre en sus adolescencia, el mismo cabello rubio, liso y sedoso, ojos grandes color miel, cara ovalada, piel blanca como la leche, las únicas diferencia con mi madre es que yo soy menuda y ella es más alta y tiene pechos más grandes, dato que me frustraba un poco, ella mencionaba que a mi edad ya tenía la misma talla de sostén que usaba actualmente a sus 37 años, cosa que fue lo que llamo primero la atención de mi padre, dato confirmado por el una vez que entro a la sala y casualmente yo le estaba preguntando a mi madre a que edad le habían crecido los pechos. Mis senos son muy discretos, en traje de baño no me veo plana si lucen sexy pero pequeños, mi madre era mi mejor amiga y me encantaba saber que nos parecíamos mucho, ella tenía un carácter muy dulce era la alegría de la casa, de las fiestas, todo hacía y organizaba. Yo y mi padre no nos preocupábamos por nada en la casa, en la escuela o el en su trabajo, no había alguna tarea le pasara inadvertida.

Mi padre la amaba demasiado, a diario le traía flores, regalos y la llevaba a cenar cada viernes a un restaurante bonito, era su salida de novios, a mí eso me encantaba verlos tan felices, y me hacía anhelar llegar a conocer a una persona como mi padre y ser tan amada como lo era mi madre...

(continuará)


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed