N u n c a

Por
Enviado el , clasificado en Amor / Románticos
324 visitas

Marcar como relato favorito

Nunca más tus labios

aromaran mi boca.

Ni será mi dolor en tu vida acogido.

 

Mis brazos jamás meceran tu cuerpo

Ni mi intimidad será la tuya otra vez.

 

Se que ni siquiera te volveré a ver.

 

Pero cada catorce de febrero

arrojare una moneda

en esa la fuente de los amantes.

Y diré por nosotros

las palabras mágicas que me enseñaras...

un día una noche y un día.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed