Desamor en el amor

Por
Enviado el , clasificado en Amor / Románticos
335 visitas

Marcar como relato favorito

Bastaron un par de palabras para que me rompieras el corazón. Fue tan sutil, casi imperceptible, pero el frío que se apoderó de mi cuerpo cuando te escuché hablar me lo dijo todo: estaba rota.

Qué difícil fue dormir aquella noche ahogada entre mis lágrimas, guardando el silencio suficiente para que no me escucharas. ¿Cómo te explicaba que me habías partido el alma? Si ni yo sabía por qué dolía tanto, fue una sensación que mi propio cuerpo demandó muy ajenamente a mi razón. A mi razón le habría dolido menos lo que dijiste.

La noche fue larga, lenta y pesada; pero reflexioné que poco importaba lo que yo quisiera para nosotros si tú no querías lo mismo y caí en cuenta de cuanto te amo pues me dije que, si sacrificar mis deseos era el precio a pagar para tenerte conmigo, entonces lo pagaría al doble.

Mi amor, yo puedo adaptarme incluso si me pides que me vaya, yo puedo creerte todo, aunque no sea cierto; perdonarte lo que probablemente tú no me perdonarías a mí; amarte sin condición y no obligarte a hacer lo mismo; respetar tu espacio y dejar que tú invadas el mío; yo dejaría que cruces límites que tú jamás me permitirías pasar contigo; yo dejaría que hicieras todo lo que desees sin importar cuanto pueda afectarme. Soy maleable a tu amor y obediente a tus deseos. Si quieres que me vaya al llegar la mañana, con todo el amor que te tengo juntaré mis cosas y cruzaré la puerta siempre con la esperanza de que me pedirás regresar. Y, también con todo mi amor, podré aceptar si no me quieres mucho más en tu vida.

No hay algo que no haría por ti, no importa si eso va por encima de mis capacidades. No importa.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed