Almas solitarias

Por
Enviado el , clasificado en Varios / otros
120 visitas

Marcar como relato favorito
Recomendación:
EntrenaEn.casa - Videos para hacer ejercicio en casa. Entrenamiento funcional, fitness, yoga, pilates... ejercicios para hacer con niños y adultos mayores.

No recuerdo con exactitud si alguna vez nos quisimos, pues era tanto el vacío que sentíamos estando solos que creímos muy ingenuamente que nos llenaríamos el uno al otro. Pero no hicimos más que desgraciarnos.

Ni tú me querías ni yo a ti, sólo nos llenábamos la boca con palabras y promesas que no planeábamos cumplir de ninguna manera. Siempre hablábamos mucho y hacíamos poco. Lo único que nos mantuvo juntos por mucho tiempo fue el sexo, no podíamos pasar unos minutos a solas para conocernos realmente cuando nos tumbábamos en la cama o lo que fuera para tener relaciones. Después hasta eso fue irrelevante, lo hacíamos sólo por costumbre y lo emocionante se fue. No me malinterpretes, haber conocido aunque sea tu cuerpo fue algo preciado para mí, pues quizás nunca quise saber quién eras a fondo.

Yo nunca te fui hermosa, te convencías de ello porque nadie más volteaba a verte. Nunca me pareciste interesante, sólo eras la persona que designe como desconocido para siempre.

Jamás nos quisimos, ni quisimos intentarlo realmente; éramos simplemente dos almas solitarias en busca de compañía pasajera. Pero ni eso hicimos bien.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Diseño web para pequeños negocios, rápido y barato Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed