Mirtazapina

Por
Enviado el , clasificado en Reflexiones
1296 visitas

Marcar como relato favorito
Mirtazapina

 

        Retornaba de las tres BBB, Bach, Beethoven y Berlioz. La música es occidental, salvo quizás Ravi Shankar que trabajó con Yehudi Menuhin y con la cuarta B, Beatles.

        Una ligera cena y RNE radio clásica. Surgieron otras músicas. Me quedé ensimismado, conmocionado,  y recordé la oración de Stendhal:

        Dios, si es que existes, apiádate de mi alma, si es que tengo.

        Tenía alma. ¿Podría conjugarla con la Mirtazapina?: tomar o no tomar.

        Tomar e ir  durmiéndome  junto  a la Shakuhachi sería delicioso. Esperar me permitiría apreciar durante más tiempo esa sublime música. No sabía su duración.

        Opté por la segunda alternativa.

                                                                                                           Okamame


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed