Pepito Repollo

Por
Enviado el , clasificado en Fanfiction
223 visitas

Marcar como relato favorito

 

 

Después de dormir en su mata de repollo, Pepito llevaba un borrico al hospital la cárcel o el cementerio metido en su oreja. Así se divertía.

Un día Pepito hizo algo malo. Se metió en la oreja izquierda del mulito y lo llevo al hospicio.

Dios lo castigo y el pobre Pepito se volvió loco en la casa de orates.

 

Moralina. Ni tengas a Dios por bueno tampoco.

 

 


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed