MANUELA

Por
Enviado el , clasificado en Poesía
263 visitas

Marcar como relato favorito

Infancia sin infancia, ojos de luz apagada y felicidad robada.  

Aprendió a jugar levantando los olivos en una tierra de gris esperanza.  

Sobrevivir fue su lucha diaria. De recompensa, cobijo y manta.  

El porvenir, criar a los siete de su manada.  

Valiente y de alma entregada, vida de sacrificio y manos ensangrentadas.

Señora de vocabulario escaso pero de corazón impagable.  

Sin saberlo, maestra de bondad y nobleza.  

Así se fue, volviendo a los campos que la vieron crecer, regresando al hogar que con tanto esfuerzo creó y del que siempre habló con orgullo.  

Dejó un gran legado, ése del que muchos carecen, el de los valores. Esa fue su mayor riqueza y la mía sin duda, tenerla como abuela.  

¡Qué grande fuiste Manuela!.  


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed