Dígale, agente, que la quise mucho.

Por
Enviado el , clasificado en Microrrelatos
174 visitas

Marcar como relato favorito
Recomendación:
EntrenaEn.casa - Videos para hacer ejercicio en casa. Entrenamiento funcional, fitness, yoga, pilates... ejercicios para hacer con niños y adultos mayores.

Era mi tía favorita. Las mañanas de domingo venía a casa, temprano, y esperaba paciente que me acabara el Cola Cao. Reía con mis historias del colegio y, cuando salíamos a pasear, me regalaba el ansiado tebeo semanal.

Por eso no entendí que, con los años, mi hermana se convirtiera en su preferida. Me ignoró, agente, me ignoró.

Por eso se sorprendió tanto ayer, cuando me descubrió hurgando entre sus joyas.

No tuve más remedio que golpearla, para hacerla callar. Dígale, agente, cuanto me arrepiento. Dígale que los domingos de paseo y tebeo, fueron lo mejor de mi infancia.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Diseño web para pequeños negocios, rápido y barato Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed