La Cabaña

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
9135 visitas

Marcar como relato favorito

Vicky y sus amigas se disponían a pasar un fin de semana de chicas en su cabaña, que quedaba a solo una hora de la ciudad. Era el plan perfecto para vacacionar.

Era día sábado. Las chicas estaban pasando una tarde muy amena. Cuando repentinamente el timbre sonó de manera estrepitosa haciendo que todas se sobresaltaran. Vicky se dirigió de inmediato a la puerta y al percatarse que era Alejandro sintió cómo su corazón se aceleraba. Abrió la puerta calmando sus impulsos, pero el cruce de miradas entre ambos fue inminente. Se tenían ganas desde hace un tiempo.

—¡Qué haces aquí! dijo ella extrañada.

—Necesito hablar con mi hermana.

Ambos entraron y Vicky se acercó a donde su amiga Susie diciéndole:

—Tu hermano está aquí y necesita hablar contigo.

Pasado un rato Susie le informa a Vicky, que había ocurrido un percance con Alejandro y que necesitaba pasar la noche en la cabaña. Vicky no tuvo inconveniente y asintió.

Las horas transcurrían. Las chicas hacían cosas de chicas. Vicky y Alejandro mantenían un lenguaje secreto de miradas desapercibido para sus amigas y perspicazmente ella le lanza una mirada intensa pero fugaz, como ordenándole que la siguiera, mientras se dirigía hacia la cocina por más golosinas. Él sin dudarlo y en un intento de disimulo, se dirigió tras ella.

Vicky se le abalanzó besándolo y chupándole el labio inferior.

—Te deseo —le dijo él entre susurros.

Ella se mordió el labio inferior mirándolo sexualmente diciéndole:

—Te veo esta noche —Saliendo apresuradamente de la cocina.

La noche llegó. Alejandro se fue a su habitación y al cerrar la puerta se sorprendió al ver que Vicky lo estaba esperando con una pequeña bata de seda, completamente desnuda recostada sobre la cama. Él quedó idiotizado, no se lo esperaba. Esa mujer lo excitaba demasiado y al verla con ese atuendo su erección fue inmediata.

Vicky se levantó de la cama y se dirigió hacia él. Alejandro estaba en shock, admirando como ella se le acercaba con su vaivén de caderas y sus grandes y sensuales senos que brincaban a cada paso.

Ella lo miró morbosamente y empezó a desabotonarle la camisa. Él se abalanzó sobre ella besándola con locura, estrujando sus senos y agarrando sus nalgas con morbo. 

Ella le desabrochó el pantalón e introdujo sus manos agarrando su pene, acariciándolo. Él se deslizó hacia su cuello besándola y lamiéndola salvajemente haciendo que ella jadeara.

Ella fue descendiendo por su pecho bajándole el pantalón. La semental y erecta verga de Alejandro rebotó de entre sus jeans. Ella la sujetó llevándosela a la boca de forma bestial. Él jadeó y la sujeto del cabello...

Sigue leyendo aquí: https://krencurls.wixsite.com/relatos/post/la-cabana


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed