Colombia para fin de curso

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
2907 visitas

Marcar como relato favorito
Recomendación:
Lesbianvideos.co - Videos a diario de relaciones íntimas entre mujeres

Camila, Andrés, y otros amigos decidieron irse a Colombia de viaje de graduación, este viaje lo venían planeando hace meses y por fin llegó el día...Fueron días de ir de fiesta en fiesta, pero no se imaginaron que el verdadero reventón de Camila iba a ser el penúltimo día...Después de la disco regresaron al restaurante que estaba abierto las 24 horas, y después de charlar y charlar, poco a poco se iban retirando los amigos a sus habitaciones, hasta que únicamente quedaron Camila y Andrés. Después de unos minutos se les acerco David, un australiano que apenas había llegado ese día al hotel, a él le gustaba viajar solo y conocer a nuevas personas. 

David y Andrés salieron a fumar, a los pocos minutos entraron y Andrés se acercó a Camila, se despidió y le dijo al oído "le van más las mujeres, ¿te quedas con el?", Camila asintió y Andrés se alejó. David le preguntó a Camila si quería ir a tomarse una última copa a su habitación, ella asintió, David le tomo la mano y la guio a la habitación 202. 

Al entrar él le dijo que se acomodara, le dio una cerveza del mini bar, y fue al baño. Camila nunca había aceptado la invitación de un desconocido, pero siempre hay una primera vez...Abrió la cerveza, se acostó en la cama y vio que la tele estaba encendida, estaban dando un partido de football, la verdad es que a ella no le interesaba nada, pero estaba nerviosa, entonces nunca le había prestado tanta atención como lo estaba haciendo ahora...

David regreso a la habitación, abrió su cerveza y se sentó al lado de Camila...cada uno en un extremo...él se fue acercando poco a poco a ella, hasta que volteo su cara y planto un beso en su hombro. Camila abrió los ojos, estaba nerviosa, pero quería estar ahí, con él, por lo que ella volteó la cara y empezaron a besarse. Empezó como un beso dulce, ambos movían sus labios de forma lenta y sensual, hasta que David le empezó a introducir la lengua a Camila y ella lo recibió gustosamente. David se empezó a levantar y se posó encima de Camila, todo entre ellos era un juego de caricias, las manos de ambos estaban enloquecidas...David le empezó a bajar el tirante del vestido a Camila y ella lo ayudo, él fue bajando sus besos hasta llegar a la copa del sujetador...miro hacia arriba y vio la llama que tenía Camila en los ojos, era una mirada tan sexy, en la que ya no había vuelta atrás...David le bajo el sujetador y empezó a acariciar los pechos de Camila, se introdujo uno a la boca y succionó su pezón, ella soltó un gemido, lo que calentó más a David y empezó a levantarle el vestido a Camila...Ella estaba chorreando, estaba muy mojada, sus dedos se resbalaban con tanta facilidad que eso excito más a David, él estaba más duro que una piedra, el sentía que ya explotaba, unas caricias más y se iba a correr. Pero de la nada sucedió algo que lo dejó frío. Camila detuvo a David y se lo quitó de encima, se paró de la cama y se le quedo viendo a David con una sonrisa tímida. A pesar del cambio tan radical David lo único que podía pensar era que ella se veía tan sexy con el pelo desordenado, el sujetador bajo sus pechos (haciendo que estos se vieran mucho más grandes y tentadores) y con la tanga empapada...Camila le extendió la mano y le dijo "vamos"... David no lo dudo ni un segundo, se paró como pudo y le dio la mano...ella lo guio a la puerta y lo pego a ella, le sostuvo la mirada, le dio un beso casto en los labios, y sus manos se fueron directas al pantalón...le metió la mano y tomo su pene, era perfecto, grande, largo, gordo...el primer pensamiento que se le vino es "me va a llenar toda", lo que la excito mil veces más, se agacho y se lo metió en la boca. Ella podía sentir como estaba de caliente David, su pene estaba hinchado y ya estaba sacando jugos preseminales, Camila se estaba comiendo el pene de David...Camila cubrió sus dientes con los labios y empezó a masturbar más fuerte y rápido a David, a él ya se le estaban doblando las rodillas, el ya quería introducirse en Camila, entonces la ayudo a pararse y le dijo "¿Por qué me has traído a la puerta?", Camila no le respondió, solo lo vio a los ojos, y sin cerrarlos se agarró de su cuello, y salto, David reacciono pasándole las manos bajo el trasero y al hacerlo se quedó sin respirar, el trasero de Camila estaba tan empapado de lo caliente que estaba, que hasta se le olvido lo que le había preguntado...a él le empezó a dolor el pene, ya quería sentirla, pero Camila aún quería hacerlo sufrir más. Camila empezó a restregarse en el estómago de David, el sentía lo caliente que estaba toda su vagina, tan caliente que cada roce lo quemaba...al detenerse Camila le dijo al oído "te traje aquí porque quiero que me folles contra la puerta, quiero que estés completamente dentro de mí, quiero que me llenes toda. Me voy a abrir toda a ti y te voy a succionar tanto que el día de mañana que pases por esta puerta te va a doler la polla solo de pensar en mi". David lo único que pensó es en donde estaba esa niña nerviosa que le sonrió apenas verlo. 

Camila tomo el pene de David y se lo metió, los dos gimieron tan fuerte y con tanto placer que podría apostar que despertaron a todos los vecinos y les empezaron a dar un espectáculo de gemidos coordinados. Cada embestida a Camila la llenaba tanto que sentía que se iba a romper todo dentro de ella, estaba demasiado caliente, nunca había sentido esta sensación con ningún hombre. David sentía que su pene estaba siendo tan exprimido que cada embestida a Camila era una succión tan fuerte y excitante que esta seguro que no iba a encontrar a ninguna otra mujer que lo hiciera sentir tan así. 

Todo era gemidos, embestidas rápidas y duras, hasta que explotaron al mismo tiempo. David al terminar se sentó en el piso, seguía dentro de Camila, y le dijo "en buen plan, eres una doble cara", Camila lo vio con una risa extrañada, y el aclaro rápidamente, "te ves como una mujer frágil y dulce, pero en la cama eres la más salvaje y caliente"...Camila le dio un beso en los labios y le dijo "llévame a la ducha, también puedo ser dulce". 

Al escuchar esas palabras David se puso duro otra vez, se paró sin bajar a Camila de sus brazos y empezaron a rozarse suavemente mientras caminaban hacia el baño, Camila subía y bajaba lentamente en el pene de David, ya estaban tan calientes cuando llegaron a la ducha que el agua caliente estaba fría al lado de ellos. 

Al día siguiente, cuando ella se levantó David seguía profundo, agarró un lapicero y un papel y le dibujo un barco. Salió de la habitación de David y se fue en busca de Andrés...cuando él la vio supo que había pasado, solo sonrió y le dijo "¿Y ahora qué?"...a lo que ella respondió "Hoy lo haremos tan fuerte en el barco, que seguro habrá más olas de lo normal". 


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed