VERANO/03

Por
Enviado el , clasificado en Microrrelatos
238 visitas

Marcar como relato favorito


     Eres esquiva como la asfixia de estos días de respiraciones abrasadas. Tan bonita de lejos que uno no siente la herida hasta que la sangre amarilla forma un charco en la tierra. Pero la herida es profunda e inocente. Es la herida infectada y irrefragable que le emboza a uno los oídos con una fiebre de verano marchito. Es una herida mística, espiritual, descarnada. Es una herida mortal, tan mortal como tu.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed