Mi compañera de trabajo?

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
5227 visitas

Marcar como relato favorito
Recomendación:
Libros eróticos - Los libros de ficción erótica más populares de Amazon

Todo comenzó bajo una circunstancia x, recordando el momento me acuerdo que estábamos en el trabajo cargando algunas cajas, cuando viene ella con una caja y menciona que pesa por lo que yo le respondo que yo con 2 dedos la podía cargar, (jajaja ya se era un mame, pero como llevo bien con ella la estaba molestando) y le dije aparte puedo hacer más cosas con 2 dedos, cabe mencionar que me llevo tan bien con ella que llegar al punto de hablarle en doble sentido nunca me he atrevido por respeto.

De varias cosas que le dije se me sale hasta desabrochar el brasserie, por lo que dice ella apoco no sabía que se podía y me quedé como y ahora que digo por lo que dije si también se puede, te enseño o que (si lo dije sin pensar ya no me dio tiempo de reflexionar) pero me sorprendió su respuesta, si hazla prueba a ver si es cierto me quedé atónito y pues pronto que lo hago, pero al final no pude quitarlo bien. Y me dice no pudiste mientras yo le decía claro que sí si hasta sentí que se desabrochó (obviamente todo era encima de su ropa no nos fuimos a algún lugar para intentarlo, de hecho, estábamos a la pasadera de gente por el otro lado también pensaba que no nos vean haciendo este tipo de cosas porque va a ver pedo) le dije a ver déjame ver y en un descuido que se lo desabrochó ahí ya dijo se me salen del bra y dejé les cuento que posee un buen busto, al final pensé que me diría algo, pero no.

Ya más tarde ese día me empecé a imaginar cómo sería pasar tan solo una noche con ella, pero solo quedo en la imaginación.

Al día siguiente estábamos trabajando igualmente en equipo otra vez ahora en esta ocasión acompañado de otro compañero un tanto desmadrosillo, cada rato diciendo sin pelos en la lengua que tenía ganas de comer (queriendo sexo) y pues hablando en doble sentido. Ahí le andaba haciendo segunda un rato de mame pero a la vez aventando una que otra insinuación a mi compañera.

Ya más tarde estábamos solitos por ratitos y no sé cómo se dio el tema del sexo (era la primera vez que habla algo así con ella) ya contándonos me mencionó que muy caliente por lo que me quedé atónito porque pues es digamos sería (las más tremendas) ya me estuvo diciendo que apenas empezaba a probar y que andaba queriendo a cada rato con su novio pero algunas veces se quedaba a medias (daba pero también quería recibir pero pues ya el otro ya no quería) y así cosillas me decía y me pregunta y tú como eres y le dije pues igual muy cogelon pero pues también no sé daba lo mismo a veces quería hacerlo con mi mujer más de alguna a vez pero ella siempre decía un rotundo no, u en otras ocasiones a veces andaba medio calibradon y cuando me acercaba a mi mujer pues para tener placer, siempre me dice no quiero, o no tengo ganas, no se me antoja y el más común, tengo sueño (triste mi caso). Todo ese tipo de cosas le decía a ella y pues la verdad como es, así estuvimos un rato. No sé si será parte de mi imaginación, pero en ese momento sentí una conexión con ella un interés mutuo. Pero que sucederá después hasta este punto ya me estaba empezando a darme una imaginación con ella.

Sigue en la parte 2


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Diseño web para pequeños negocios, rápido y barato Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed