Cuando tú mismo eres tu propio verdugo

Por
Enviado el , clasificado en Reflexiones
323 visitas

Marcar como relato favorito

¿Cuáles son las pautas que determinan si alguien es tóxico o no? ¿Puede alguien que ha tenido comportamientos de acoso hacia otra persona, acusar a esta última de ser "tóxica"? ¿Es correcto que alguien acuse a otra persona desconociendo el daño que esas palabras pueden suponer sobre la depresion y trastorno de ansiedad que ese último sufre?
Siempre he sido calificada como inteligente, madura, con poder para hacer todo lo que me proponga. Sin embargo soy una total y absoluta inepta en la materia de la vida social. Durante años tuve la sospecha de arrastrar una fobia social desencadenada por pasadas situaciones de acoso. No se cómo tratar a las personas, no entiendo gran parte del comportamiento y ritual de las relaciones interpersonales. La base para una relacion social o amistad es la mutua confianza y el entendimiento y apoyo, pero la gran verdad es que no puedes confiar en nadie.
  Puedo afirmar con seguridad que de cada centro escolar que salgo, las "amistades" que he formado allí han terminado de forma nefasta.
¿ Siempre le doy mi confianza a personas equivocadas? ¿Es posible que haya errado tantas veces?
A estas alturas empiezo a pensar que el problema es mi actitud, algo tengo que estar haciendo mal para que mi contador de amigos termine siempre a cero.
He escuchado infinitas veces que soy demasiado independiente, que no le presto a la gente que me rodea tanta atencion como demandan,  es mi forma de ser, todo ese proceso es demasiado cansado.
Al final siempre termina con una discusión, aguantar un mar de reproches o lamentaciones, no, definitivamente las relaciones sociales no son mi punto fuerte.
Yo misma pienso que soy una persona tóxica, cruel y rencorosa. Llevo desde primaria escuchando la frase de: "vas a empezar en un sitio nuevo, ya veras como ahí haces buenos amigos"  pero nunca pasa, no son amigos, son compañeros, gente que al final termina echándote en cara lo poco que han hecho por ti.
A veces creo que todo me termina explotando en la cara por querer caer bien, por verme siempre inferior al resto y doblegarme para no estar sola.
A veces pienso que debería rebelarme y demostrar lo que valgo y quién soy, pero entonces me acuerdo de que yo misma pienso que soy una mierda de persona.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed