FUERA EL DESCONSUELO

Por
Enviado el , clasificado en Poesía
200 visitas

Marcar como relato favorito

 

No le quites la libertad a unas manos que hablan.

Mira con la ilusión de una sonrisa que se esconde.

Encadenada a esta cárcel pequeña sin dejar de imaginar que mis letras existen para inspirar, para dar confianza, para desear amar.

Enmudecida, grito por esa libertad, la alegría, expresión que mata el ejército de la melancolía, siémbrame de flores que las cadenas se desplomen.

Aún presa en el silencio crezco esperándote, esperando mi tiempo, esperando pacientemente mi espacio.

Negatividad profunda, fría y oscura, olvida que existo, desaparece.

Arcoíris de letras que me hace despejar la duda de una tristeza, la evidencia de una pena que se pudo evitar.

Mis manos escriben, no, no les quites la libertad.

Adelina Gimeno Navarro

 


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed