EL REVERSO DEL ESPEJO 2

Por
Enviado el , clasificado en Fantasía
107 visitas

Marcar como relato favorito
Recomendación:
Deviajeros.es - La página de referencia para planificar tus viajes y vacaciones

Poco después de aquel terrible sueño sobre mi madre, esta al cabo de cierto tiempo abandonó este mundo.

Tras el sepelio una noche poco antes de conciliar el sueño pude oír con una claridad diáfana que mi progenitora me llamaba desde algún lugar desconocido. "¡Paco, Paco...!" Sin embargo yo pensé que aquello bien pudiera ser una alucinación auditiva derivada de la tensión de aquel triste momento.

Mas a tenor de aquellos singulares fenómenos que yo había vivido me pregunté: ¿Habrá un "algo" esencial de nosotros que perdura cuando se termina nuestro ciclo vital en esta dimensión terrenal; o por el contrario la personalidad en este caso de un ser querido se disuelve en la nada como si de una ironía del destino se tratara?

Así que ante aquella espinosa cuestión decidí investigar por mi cuenta dentro de lo posible, aún a riesgo de verme defraudado.

Desde un punto de vista tradicional y al amparo de la Religión cuando uno se va se dice que el "alma de fulanito ha subido al cielo". Pero esto es una ingenua alegoría que tomada en un sentido literal choca con la cruda realidad, ya que dicha tradición es un tópico en el que nadie cree. Esta tan inconsistente como vieja postura ha dado entrada a la versión opuesta que es de un cartesianismo pesimista. Cuando uno fallece su actividad cerebral deja de funcionar, deja de pensar y por tanto de existir.

En aquella época casualmente tuve conocimiento de una médium de mi ciudad llamada Irene Puigvert que se había hecho célebre al conectar según ella, con el "alma" de un importante industrial que había sido asesinado por unos terroristas. Mi intención era conseguir la dirección de su paradero para ir a visitarla, y para ello me dirigí a la redacción de una conocida revista esotérica que se distribuía en toda la península.

Cuando me hallé en el despacho de su director, que era un mombre de mediana edad, de cabello entrecano; llamado Armengol, éste me preguntó con amabilidad:

- ¿Qué desea usted?

- Vengo a que me facilite la dirección de la médim Irene Puigvert- le respondí yo.

- Ya. Y por qué desea usted que se la dé? - quiso saber él.

-Es que hace un tiempo que se me murió un familiar y desearía saber si hay un algo más después de esta vida; o todo lo que se nos ha dicho hasta ahora ha sido una fabulación.

Mi interlocutor adquirió un aire de circunstancias y se vio obligado a sincerarse conmigo.

- Podría darle lo que usted me pide, pero no lo voy a hacer. Mire, le voy a decir una cosa. No se crea todo lo que se dice sobre el mundo sobrentural, porque hay mucha mentira. La mayor parte de lo que publicamos en esta revista son falsedades. Pero lo tenemos que hacer para mantener la esperanza en la gente puesto que la doctrina de la Iglesia ha caído en picado. En cuanto a la médium que usted desea conocer, es una farsante que saca todo el dinero que puede a los más incautos.

Como es de imaginar estuve a punto de abandonar mi propósito. Pero resultaba que yo tenía un vecino que vivía en mi mismo inmueble llamado Vicente Carrió el cual era justamente un reconocido investigador de temas paranormales de toda índole a nivel internacional, y además había publicado varios libros sobre dicho tema; y cuando me lo encontré en el ascensor de mi escalera no dudé en solicitarle una visita para que me pudiera orientar en mi invesigación, a lo que él accedió sin ningún problema.

-No es conveniente adentrarse en ningún centro espiritista, porque cada médim tiene su "capillita" de un modo dogmático que lo único que consiguen es desorientar al personal - me dijo él acomodado en su bibilioteca particular-. Además no es tan fácil conectar con nuestros difuntos. Por otra parte la mente humana se puede autoengañar de muchas maneras, sea por pura sugestión, o por alguna impresión subliminal que subyace en el subconsciente que en lugar de ser del Más Allá es del más acá. Y si usted acude a un centro espiritista puede ser víctima de desagradables alucinaciones de dificil solución - tras una pausa añadió-: No obstante, sí que hay un algo trascendente en todos los seres vivos, porque sino no estaríamos aquí. Todos nosotros estamos hechos de molécula, de átomos y de fotones, los cuales contienen información, y ésto es lo que no se pierde. Todo en la vida es información. Yo a usted le recomendaría a una vidente honesta que pueda revelarle algo  acerca de la persona que quiere saber.

La filosofía Espiriista que no recomendaba mi vecino Vicente Carrió, la cual defiende el fenómeno de la  Reencarnación se fundó en Francia en el año 1849 de la mano de un pedgogo que se hacía llamar Allan Kardeck y que en aquel tiempo se puso de moda en casi toda Europa sobre todo en las clases populares, pero que sin embargo esta doctrina ha sido arrinconada por la Ciencia positivista que estudia a la Materia de una forma estructural - por niveles-.

En la actualidad el tema de la Reencarnación se ha investigado en algunos sujetos mediante la hipnósis clínica con la regresión a épocas pasadas para solucionar viejos traumas escondidos en el inconsciente de los mismos, y tampoco es tan fácil comprobar este fenómeno de la transmigración de las ánimas.

Por ejemplo yo me someto a una hipnósis, regreso al pasado y digo que soy Napoleón. Esto no significa que en otra vida haya sido aquel militar, sino que en realidad tengo en mi fuero interno lo que s llama "La Vivencia del Héroe". Desearía haber sido aquel personaje histórico. Otro aspecto de falsa reencarnación es que tengo unos rasgos físicos, una manera de expresarme similar a la de mi bisabuelo Carlos. Por descontado que el espíritu de este pariente no ha reencarnado en mí, sino que yo en mi interior conservo un recuerdo genético de aquel familiar. A pesar de todo ello se han dado indicios en algunas personas de una auténtica reencarnación.

Hay otros medios más técnicos para constatar evidencias paranormales de personas fallecidas. como son las psicofonías y las psicoimágenes; aunque como siempre ocurre en estos casos nos encontramos con la botella medio llena o medio vacía según cómo se mire.

 

 


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Diseño web para pequeños negocios, rápido y barato Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed