Asunción

Por
Enviado el , clasificado en Drama
307 visitas

Marcar como relato favorito
Recomendación:
Deviajeros.es - La página de referencia para planificar tus viajes y vacaciones

¡María Asunción! – gritó su madre-.

Al instante, ella –que flotaba diez metros arriba de nosotros - se desplomó súbitamente y fue a dar sobre la casa de Juana. El techo de lámina recibió el impacto de su cuerpo inanimado en medio de aquel estrépito que convulsionó el mundo a las tres de la tarde.

Una vez que bajó la nube de polvo, nos acercamos lentamente, entre los escombros escuchamos el llanto del niño; milagrosamente había sobrevivido a la caída… María Asunción todavía lo cobijaba entre sus brazos.

Lo retiramos con cuidado, empezaba a tener una coloración azulada en la piel y su pie derecho sangraba tímidamente. Pero lo que más me impresionó fue el rostro de María, con los ojos más abiertos que nunca, hasta parecía seguir con vida.

Se lo conté a mi abuela durante la cena, y lo resumió todo con dos afirmaciones: las brujas se chupan a los niños por los talones, y también se mueren cuando las llamas por su verdadero nombre. 

 

Nota: Este texto, además de "Buganvilias muertas" y "Doce verdades del mundo", son algunos relatos que forman parte de una pequeña serie de textos adicionales. La serie es nombrada "De brujas y otros desamores".

Gracias por leer. Volvemos. 


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed