Para pasarla bien.

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
3565 visitas

Marcar como relato favorito

Vacía tu mente totalmente…

Asegúrate de no pensar en nada en este momento y relaja tu cuerpo…

Escúchame - te quiero hacer el amor ahora mismo-

(Imagínalo) estoy tras tuyo diciéndote lo mucho que deseo tocar tu cuerpo, y no dices nada ni lo impides…

Imagíname acostado contigo en el sillón pegados debajo de una cobija, al no recibir ninguna oposición me apego más a ti y acaricio tu cuello, lentamente voy besándolo, estas muy dispuesta y solo te estas dejando llevar por mi 

Ahora tú eres mis manos, tócate y acaricia tu cuerpo. Guía tu/mi mano por tus senos, apriétalos, mímalos, siente como se endurecen y mis manos complacen su deseo de ser excitados 

Aprieta tus pezones y deja que tu aliento se vaya acelerando lentamente con cada caricia.

¡Detente! ¡Para ahora!

Quiero recorrer más tu cuerpo (vuelve a ser mis manos). Ve bajando con tu mano derecha desde tus pechos por tu abdomen lentamente, cierra tus ojos y siente cada nervio de tu cuerpo ser excitado por mano, concentrare mientras voy apegando mi miembro a tus nalgas.

Déjame sentir tu apretado trasero, 
Continúa....

...

Ya estas llegando a tu abdomen bajo, estas en tu vulva, pero detente...

Quiero jugar contigo, levantas un poco tu pierna me dejas totalmente libre el camino
Estoy junto en tu botón, aquel que enciende la libre totalidad de expresar tu deseo sexual, lo acaricio en círculos por un momento mientras me deleito con tu jadeo entrecortado 

Paro un segundo y con las yemas de mis dedos medios comienzo acariciar de abajo hacia arriba tus labios mayores lo hago por varios segundos jugando con otro dedo metiéndolo apenas en tu vagina, ¡vaya! Tu humedad ya es presente. Juego con tus jugos mientras sigo masajeando tu vulva...

Te acaricias mientras imaginas que soy yo quien lo hace...

Continuemos ...

Tu ritmo cardiaco y el mío están locos y nuestra mente está explotando mientras nuestros dedos siguen jugando con tu cuerpo...

Me detengo... 
Me levanto y te recuesto boca arriba mirándome arrodillado frente a ti, (ya no hay cobija, ya hay pantalón, ya no hay interior).

Recoges tus piernas y yo las abro, te miro por un momento, admiro tu desnudez, tu vulnerabilidad, tu hermoso cuerpo dispuesto al placer natural.

Te sientes observada y tienes cierta vergüenza de que te mire completamente desnuda, pero en cierto grado te excita que esté pasando.

La comida está caliente y lista para ser deleitada por el paladar carnal.

Es mi turno y me dejo llevar, quito mi camisa y desabrocho mi pantalón, dejando ver mi miembro erecto y mojado del juego previó, me miras y en tu imaginación te acercas a tocarlo y chuparlo. Lames el glande con deseo de meterlo a tu boca, pero continuas solo lamiendo toda la punta, llevas tu mano por mi tronco hacia abajo y luego arriba a ritmo de tus ansias por comerlo vas metiendo más tus labios a mi pene, continúas acariciando mis bolas y te detienes para meterlas a tu boca...

Escuchas que mis jadeos se hacen gradualmente más seguidos por tus caricias...

¡Espera! Regresas a la vida ya que es tu imaginación, estoy delante tuyo acaricio mi amigo y lo acerco a tu entrepierna tocando tus muslos .... 
Sigo bajando a tu vulva - aa haaaaaa !! - 
Me deleito pasándolo por fuera de tu cueva, acaricio con el tu clítoris, rozo tus labios mayores, y veo que te has mojado aún más.

Regreso a mirarte y veo que muerdes tu labio inferior escucho que gimes cada que paso mi pene por tu clítoris...

¡¡¡Que rico!!! ¡Ahhhh!

Vuelve acariciar tu pecho mientras dejas que siga jugando con tu vulva mientras apenas introduzco mi amigo en tu vagina, pero solo te hago sufrir, dejo que sientas en ese instante que serás penetrada por mí.  pero lo saco y solo dejo que sientas parte del glande, siento que tu espalda se arquea cada que lo intento meter...

Solo juego contigo, pero estoy tan duro. Lo meto despacio y siento rozar dentro de ti en las paredes vaginales...

Gimes muy alto mientras me vuelvo loco dentro tuyo...

ESCUCHA AQUI ACABA MI IMAGINACIÓN, PERO DOY RIENDA SUELTA A LA TUYA.

VE Y TOCA TU CUERPO COMO SI FUERA YO QUIEN ESTUVIERA ENCIMA TUYO, DEJA QUE TUS MANOS SE DESCONTROLEN EN TI...

Vacía tu mete y relajante con ese buen momento.

¡Ahora tú tienes el control de lo que pase o no!


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed