La Confesión

Por
Enviado el , clasificado en Cuentos
427 visitas

Marcar como relato favorito

   La hermosa dama vestía de negro.Sinuosa se acercó al confesionario arrodillandose.

  Su confesor un joven sacerdote rubio y bien parecido fingía orar.

  Avemaría Purísima dijo inclinándose a la ventanilla.

   "Perdoneme padre porque he pecado masturbándome noche a noche."

   Con un rictus de goce el Cura dijo: es materia muy grave solo en mi recámara podría hacerle un exorcismo contra el demonio de la lujuria.

   Ella súbitamente rompe el ritual de la conversación y contesta: es mejor la lengua que el dedo lleveme con usted donde sea.

   El religioso se pone de pie la toma en brazos con burgués ademán y la lleva al sillón de la sacristía.

   Lo que allí sucedió naturalmente es "secreto de confesión".

 

 

 

 


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Librería online y red social de lectores

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed