El trovador

Por
Enviado el , clasificado en Poesía
151 visitas

Marcar como relato favorito

El trovador

 

Aquesta vida que vivimos

ensueño es e no más,

trazada como el camino

de la que es eternal.

 

Sin inquietud e sin penas

sin reproches ni sorpresas,

dulce e serena

la niñez en pos anhela.

 

Feliz después la juventud

despierta, como la flor abierta

de una dádiva inquietud.

 

Previniendo los tesoros

de sus hechos más gloriosos

e guardando cautelosos

los ganados por sus manos.

 

Los deleites que tenemos

e riquezas que gozar,

los castillos e las villas

¿cómo podremos guardar.

 

Sin que la sombra invisible

de esta muerte inesperada,

dé con ello hasta lo sumo

e nos arrebate el alma?

 

 


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed